17/08/18

La Ciudad adhirió a la ley que garantiza el servicio de luz gratis a electrodependientes


El trámite se había vuelto indispensable ante el anuncio del traspaso del control de Edenor y Edesur al distrito; satisfacción de los familiares, que pidieron una campaña de difusión de la norma Crédito: Hernán Zenteno

Luego de que el presidente Mauricio Macri anunciara el traspaso de Edenor y Edesur a la Ciudad y a la provincia de Buenos Aires, la Legislatura porteña aprobó ayer la adhesión del distrito a la ley nacional Nº 27.351 de electrodependientes, para establecer la gratuidad de la tarifa del servicio de luz para usuarios que necesitan la energía por cuestiones de salud.

Estas personas necesitan un suministro que alimente de manera constante y con niveles de tensión adecuados los equipos eléctricos prescriptos por un médico, ya que su vida depende del correcto funcionamiento de ese circuito.

Para estos pacientes, la ley Nº 27.351 garantizó la prestación del servicio público de energía eléctrica en forma estable, permanente e ininterrumpida a toda aquella persona que bajo riesgo de vida, presente consumos extraordinarios de energía eléctrica al requerir equipamiento o infraestructura especial por una enfermedad diagnosticada por un médico.

Esa garantía se traduce en ciertos beneficios: la electricidad gratuita, la obligación por parte de las empresas de proveerles un grupo electrógeno o fuentes alternativas de energía para paliar cortes de luz, y la prioridad en la restitución del servicio en caso de apagones.

Para obtenerlos, previamente deben inscribirse en un Registro de Electrodependientes por Cuestiones de Salud (RECS), que ya empezó a ser instrumentado a nivel nacional y por las provincias que adhirieron a la norma.

"En la ciudad hay 850 personas que ya iniciaron el trámite para conseguir la gratuidad del servicio, que pudieron inscribirse debido a que Edenor y Edesur cuentan por el momento con jurisdicción nacional", precisó el vicepresidente de la Asociación Argentina de Electrodependientes (Aadep) y papá de un chico en esa condición, Mauro Stefanizzi. Y subrayó: "Es fundamental la adhesión del distrito por el anunciado traspaso del control de las empresas distribuidoras. Si la transferencia se efectúa y la Ciudad no está adherida a la ley nacional se volvería a caer en un vacío legal. Es la garantía de que cada electrodependiente que viva en este distrito va a tener el suministro garantizado".

Pese a que la norma nacional fue aprobada hace más de un año, aún hay nueve provincias que no adhirieron: Salta, Santiago del Estero, Chaco, San Juan, Tierra del Fuego, Entre Ríos, La Rioja, Formosa y Jujuy; en esta última se votó la adhesión, pero el gobernador Gerardo Morales la vetó. Si las provincias no adhieren a la ley y el suministro eléctrico está en manos de empresas provinciales, los residentes no pueden registrarse en el RECS.

Además del servicio garantizado y gratuito, la ley Nº 27.351 obliga a las prestadoras a habilitar números telefónicos de atención exclusiva las 24 horas.

Tras la aprobación por unanimidad de la adhesión, el presidente de la Comisión de Salud, José Luis Acevedo (Vamos Juntos), dijo a LA NACION: "Es una ley sumamente necesaria, ya que estamos hablando de que personas cuya vida depende de máquinas que solo funcionan con energía eléctrica tengan a su disposición el servicio sin restricciones. Es un logro en la búsqueda de la equidad en el acceso a una mejor calidad de vida".

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Victoria Montenegro (Unidad Ciudadana), destacó: "La ley es muy importante para aminorar el daño social que provocan los permanentes aumentos de la tarifa eléctrica, y con la finalidad de proteger a todas las personas electrodependientes para que no paguen el suministro y reciban tratamiento especial en materia de provisión de energía".

La iniciativa había empezado a debatirse en la Legislatura porteña tras el fallecimiento de Valentino Ladislao, un chico electrodependiente de cinco años que falleció a fines de junio en Lomas de Zamora, luego de que Edesur interrumpiera por más de 14 horas el servicio para realizar mejoras en la red. Su familia tenía varios meses de deuda con la empresa prestadora, dado que no conocía la posibilidad de acceder a la ley de electrodependientes.

En ese sentido, Stefanizzi opinó que también "es muy relevante que la Ciudad adhiera a la ley para que se puedan realizar las campañas de difusión sobre su alcance. Se conoce muy poco acerca de ella y la realidad es que hay muchas familias que siguen sufriendo cortes de luz y la falta de respuesta de las empresas". Agregó que "actualmente no hay una cifra exacta sobre cuántas personas electrodependientes hay en el país, por eso se creó el RECS", e insistió en "la importancia de que todos se registren". Serían unos 3500 pacientes, según afirmó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en una presentación en el Congreso.

La sanción coincidió con una protesta de familiares de electrodependientes ayer frente a la sede central de Edenor para reclamar la prioridad de atención frente a los cortes de suministro, mejoras en la red de tendido eléctrico, medidores identificados para todos los electrodependientes y la apertura de un canal de diálogo permanente.

Fuente: La Nación