16/08/18

Impulsada por los alimentos y la suba de los combustibles la inflación de julio fue 3,1%

En siete meses acumula 19,6%. Los precios de los alimentos crecieron 4% promedio y los combustibles, 5,2%. Por el ajuste en subte, servicios y prepagas este mes también arrojaría una inflación alta.


Aumento de la nafta y colas en una estación de YPF.

En julio, con el 3,1%, la inflación nacional fue mayor a la prevista por las consultoras privadas. Así, en los primeros 7 meses del año la suba de los precios minoristas acumula un alza de 19,6% y suma una trayectoria anual del 31,2%, según los datos del INDEC.

La inflación de julio estuvo impulsada por el incremento de los precios de los alimentos ( 4%), del transporte que incluye a los combustibles (5,2%) y recreación y cultura ( 5,1%) por los gastos vinculados al turismo. En cambio, por las liquidaciones de temporada "prendas de vestir y calzado" tuvo un retroceso del 0,1%.

Los alimentos que más aumentaron fueron la harina (11,2%), los fideos secos (5,2%), filet de merluza (5,3%) , paleta (3,5%), banana (8,8%), batata (10,4%), yerba mate (5,5%), salchicha (4,5%), tomate redondo (38% por factor estacional)), mientras bajó el precio de la lechuga (-13,1%) y naranja (-7,4%), de acuerdo a los datos del INDEC para Capital y GBA. En artículos de tocador y limpieza se destaca el algodón (6,4%), desodorante (5%), jabón en polvo (5,1%) y lavandina (3,9%).

Estos datos explican porqué la inflación núcleo -sin productos estacionales y regulados-- fue más alta (3,2%) y también la suba de los precios estacionales (3,8%). Y anticipan que la inflación de la canasta de indigencia - que toma en cuenta los alimentos básicos- fue muy superior a la inflación promedio.

Por regiones, con el 3,6% la región Cuyo encabeza el ranking de mayor inflación, seguida del 3,4% por el NOA y NEA, 3,3% la región pampeana, 3,2% la Patagonia y 2,8% Capital y GBA. Este último dato es muy coincidente con el 2,7% que registró la Dirección de Estadística y Censos porteña en la Ciudad de Buenos Aires acumulando en los primeros siete meses del año una suba de 19,5% y del 31% interanual. En tanto, con el con el 3% en julio y una suba del 34,3%, Mendoza registra la suba interanual más alta e impulsa los altos niveles de la región cuyana. Por su parte, en Córdoba la inflación de julio fue del 3,52% según la Dirección de Estadísticas y Censos de esa provincia.

Se descuenta que la inflación va a seguir en niveles altos . La consultora LCG señala que "agosto volverá a ser un mes con inflación en alza. Coinciden aumentos puntuales como la suba de electricidad (+24%), combustibles (+6%), prepagas (7,5%), servicio doméstico (12%), Electricidad (+24%) y Transporte público de pasajeros (Colectivos y Trenes 10%; Subte 67%), que se licuará parcialmente porque empezó a aplicarse a mitad de mes, pero dejará un arrastre para septiembre". Además, agrega LCG, "el reciente repunte del tipo de cambio podría adicionar presión sobre los precios de agosto y, dado el usual rezago del traslado de la devaluación, también a los de septiembre. Sin embargo, el apretón monetario del BCRA (con promesa de tasas al 45% hasta octubre) y el efecto recesivo que esperamos para los próximos meses podrían no convalidar una disparada de los precios". Por todo esto, "estimamos que la inflación se ubicará por encima del 34% anual a diciembre".

El economista Camilo Tiscornia admite que el dato de julio complica el cumplimiento de la meta del 32% acordada con el FMI. Agosto podría tener un indice del orden del 3% y la "esperanza" es que diciembre pueda cerrar por debajo del 3%. La clave está en el valor de dólar y los futuros aumentos de los servicios públicos".

En la Carta de Intención enviada al FMI se dice que si la tasa de inflación del IPC excede el 32% “las autoridades realizarán una consulta con la Junta Ejecutiva del FMI sobre su propuesta de respuesta de política antes de que los desembolsos del acuerdo estén disponibles".

Fuente: Clarín