03/08/18

Exceso de velocidad: causa el 60% de las muertes de tránsito y premiarán a quienes respeten las máximas

Habrá 20 ganadores por mes y no pagarán la patente por un año. Algunos especialistas lo aprueban como un incentivo. Otros dicen que la medida no sirve y piden más controles.


Exceso de velocidad en las autopistas porteñas. Es la falta que lidera el ranking.

Durante 2017, casi el 50% de las actas labradas (4.131.209) fueron hechas a conductores que excedieron las velocidades máximas permitidas en calles, avenidas y autopistas porteñas. Además, en el 61% de los casos con víctimas fatales analizados, se detectó la presencia de exceso de velocidad.

Teniendo en cuenta que la falta reduce el campo de visión, demanda mayor distancia de frenado y aumenta las consecuencias ante un choque, las cifras asustan. Y dan la pauta de que falta mucho camino por recorrer en torno a la educación vial, a la conciencia colectiva y al respeto por las normas.

En este marco, la Ciudad desarrolló un proyecto que busca premiar a los vecinos que cumplen con las normas, pero que puede generar cierta polémica y al menos una pregunta: ¿es necesario premiar lo que se debe cumplir por ley?

Se trata de "Velocidad Permitida", el programa con el que la Ciudad busca promover la conciencia vial y el respeto por las normas de tránsito. Es así que se instalarán mediciones de velocidad en varios puntos de la Ciudad, operados por el cuerpo de agentes de tránsito. Luego de que se procesen los datos, se generarán las infracciones para aquellos que hayan superado las velocidades máximas y, por otro lado, ingresarán a un sorteo aquellas matrículas de vehículos cuyos conductores las hayan acatado. El sorteo se realizará a través de la Lotería. ¿El premio? Un año de bonificación del 100% de patentes. Como hay autos que no pagan -los que tienen más de 13 años de antigüedad- tendrán un crédito de $5.000 en la SUBE. Y una bicicleta para los conductores no propietarios.

Para participar, los vehículos tienen que tener VTV e impuesto automotor al día, y no poseer infracciones de tránsito. Habrá 20 ganadores por mes.

"No me parece mal, es un incentivo. Es un poco la idea de intentar dar vuelta los modelos que subsisten entre nosotros, como la "viveza criolla" o la transgresión permanente. En este caso, además, la transgresión es peligrosa y puede costar vidas. Creo que puede ser un incentivo a quienes hacen las cosas bien y que en nuestra sociedad muchas veces se sienten sin reconocimientos", consideró Alejandro González, titular de Creando Conciencia.

La ONG dicta los cursos de seguridad vial a los conductores que se quedan sin registro, debido al descuento de puntos del sistema scoring. "Por otro lado, me parece interesante el concepto de transmitir que aquellos que hacen bien las cosas tienen un premio, y los que no, tienen que saber que terminan perjudicando al conjunto de la sociedad", opinó González.

En la vereda de enfrente, el especialista en seguridad vial Fabian Pons -presidente del Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam)- entiende que "las leyes y las normas están para cumplirse, es la forma en que debemos vivir en sociedad. Por otra parte, existe el castigo para el que no las cumple. Fin de la historia. Estas medidas son un maquillaje, una pretensión snob sobre políticas de seguridad vial. Lujos que podríamos darnos si tuviéramos resueltos muchos otros problemas en relación a la movilidad en la Ciudad", sentenció.

Pons entiende que, para disuadir las velocidades, sería más efectivo poner más controles móviles en las calles o en sitios como la avenida General Paz: "En horas pico, el 11,7% de los vehículos que la transitan, lo hacen sobre las banquinas. Estas infracciones se ven a través de las cámaras que posee la Ciudad sobre esa traza. ¿Nadie va a hacer nada?".

No es la primera vez que la Ciudad utiliza este modelo de premiación vecinal. Una de las iniciativas es "Esa es mi cuadra". Más de 30 mil vecinos se inscribieron para quedar eximidos del ABL a cambio de mantener limpias las veredas de sus cuadras. Este nuevo proyecto, sin embargo, implica una norma vinculada con la seguridad vial. "Como sociedad tenemos que reaprender ciertos hábitos que nos van a permitir una mejor convivencia entre todos", opinó Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad.

"El concepto está puesto en cambiar el paradigma en el cual el Estado únicamente controla y sanciona, y pasar a un modelo más colaborativo en el cual se pueda premiar e incentivar las acciones positivas", aportó Federico Di Benedetto, subsecretario de Comunicación. Si bien con conceptos diferentes, esta idea de lo colaborativo no es un tema nuevo en la Ciudad. En 2014, con una enorme polémica, se lanzó la app que permite a los vecinos hacer multas. En los primeros tiempos hubo un intenso debate sobre el rol vecinal. Según información oficial, en 2017 se labraron 72.550 infracciones mediante la app BA denuncia Vial y al Sistema de Atención Ciudadana (SUACI).

Fuente: Clarín