15/08/18

Dietrich recupera uno de sus principales alfiles para potenciar la política ferroviaria


Con el doble fin de potenciar los ejes delineados para la restructuración de los ferrocarriles y apuntalar a las actuales gestiones de las áreas operativa y de infraestructura; el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich decidió mover a uno de sus principales alfiles a un lugar clave del ámbito ferroviario.

Se trata de Lucas Fernández Aparicio, un estrecho colaborador del ministro que dejará su puesto de secretario en la cartera de Trabajo para hacerse cargo de la conformación y funcionamiento de la empresa Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado (FASE).

Con el apoyo de Dietrich, Fernández Aparicio había desembarcado en el ministerio de Trabajo de Jorge Triaca a principios de año. Inicialmente ocupó el puesto de subsecretario de Fiscalización del Trabajo y la Seguridad Social y luego pasó a controlar la Secretaría de Atención Ciudadana y Servicios Federales, donde focalizó su accionar en la reducción del empleo no registrado, la detección del trabajo infantil y la capacitación laboral en el interior del país.

Ex miembro de la comisión directiva del gremio de UPCN, Fernández Aparicio se desempeñó—desde diciembre de 2015—como director de la Unidad de Relaciones Laborales del ministerio de Transporte.

Desde ese lugar manejó la relación de Dietrich con todos los sindicatos de los distintos modos de transporte y en su rol de “piloto todoterreno” logró conformar varias “mesas de trabajo” donde los empresarios, trabajadores y funcionarios del sector definieron la puesta en marcha de diversas medidas para mejorar la competitividad, corregir las trabas estructurales y llevar adelante procesos de reconversión productiva.

Antes de incorporarse a la cartera laboral, Fernández Aparicio comando la transferencia a la Nación y posterior reorganización de Ferrobaires, la empresa ferroviaria de la provincia de Buenos Aires.

Tras haber alcanzado la mayoría de los objetivos de gestión que se habían trazado en la cartera laboral, ahora Fernández Aparicio regresa formalmente al área de Transporte para definir el armado pendiente de la sociedad estatal Ferrocarriles Argentinos (FASE).

La empresa FASE había sido creada a principios de 2015 por medio de la ley 27.132, pero hasta ahora no se había logrado completar su organización y puesta a punto.

Según el artículo 6 de esa ley –por la cual se declaró de “interés público nacional y objetivo prioritario de la República Argentina la política de reactivación de los ferrocarriles de pasajeros y de cargas”--, FASE tendrá dos funciones y tareas relevantes:

--Proponer prácticas y líneas de acción coordinadas entre la sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado, la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado y la Sociedad Belgrano Cargas y Logística Sociedad Anónima.

--Aprobar y supervisar la implementación de las políticas, planes, programas y proyectos tendientes a la mejora constante del transporte ferroviario que lleven adelante la sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado, la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado y la Sociedad Belgrano Cargas y Logística Sociedad Anónima”.

Fuente: Transporte y Energía