13/08/18

Desaceleración del crecimiento de la carga aérea continuó en junio

Continúa la desaceleración en el crecimiento de la carga aérea que comenzó a principios de 2018, en los primeros seis meses llega a solo el 4,7%.


Desaceleración en la carga aérea mundial. IATA anunció que los mercados mundiales de carga aérea en junio muestran que la demanda aumentó un 2,7%, en comparación con el mismo período del año anterior. Esto continúa la desaceleración en el crecimiento de la carga aérea que comenzó a principios de 2018. El crecimiento para la primera mitad de 2018 se ubica en 4.7%, menos de la mitad de la tasa de crecimiento en 2017.

Desde marzo el crecimiento de la capacidad superó a la demanda todos los meses. En junio la capacidad de carga aumentó un 4,1%.

Hay tres factores principales que impulsan la desaceleración:

• El ciclo de reposición de stocks, durante el cual las empresas se armaron de inventarios finalizó a principios de 2018. Hubo una marcada caída en los volúmenes de carga aérea a partir de marzo.

• Se está viendo una desaceleración estructural en las condiciones comerciales mundiales. Las órdenes de exportación en las fábricas de China, Japón y EE. UU están en retroceso.

• La flota de Nippon Cargo Airlines dejada en tierra en la segunda mitad de junio exageró la desaceleración, rebajando hasta 0,5% al crecimiento de junio.

“La carga aérea sigue siendo un negocio difícil con riesgos a la baja. Todavía esperamos un crecimiento de alrededor del 4% en el transcurso del año. Pero el deterioro del comercio mundial es una preocupación real. Mientras que la carga aérea está algo aislada del incremento de barreras arancelarias que se ve en la actualidad, la escalada de las tensiones comerciales podría cambiar significativamente las perspectivas. Las guerras comerciales nunca producen ganadores. Los gobiernos deben recordar que la prosperidad proviene de impulsar su comercio, no las economías de barreras comerciales”, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Análisis regional

Todas las regiones excepto África informaron un aumento interanual en los volúmenes de carga en junio de 2018, pero la desaceleración del crecimiento en Asia-Pacífico, que representa casi el 37% del mercado de carga aérea, arrastró la tasa de crecimiento hacia abajo.

Asia-Pacífico: Las aerolíneas de Asia y el Pacífico registraron un aumento de la demanda de fletes de solo 1,5% en junio en comparación con el mismo período del año pasado. La capacidad aumentó en 5.2%.

Europa: Las líneas aéreas europeas registraron un aumento del 3,3% en los volúmenes de mercaderías en junio de 2018. La capacidad aumentó un 5,4%. El crecimiento se ve afectado por una desaceleración en los pedidos de exportación.

América del Norte: El volumen de carga de las aerolíneas de América del Norte creció un 3.8% en junio en comparación con el mismo período del año anterior. El dólar fuerte y el sólido crecimiento de la economía de los EE. UU. están impulsando los envíos de importación. La capacidad aumentó en un 3.4%.

Medio Oriente: El volumen de carga de los transportistas de Medio Oriente creció un 3,8% en junio. Esta fue una mejora en la cifra de mayo de 2.7%, pero está muy por debajo de la tasa promedio de 9.5% en cinco años. La capacidad aumentó 4.5%. El crecimiento para la primera mitad de 2018 fue del 4.3% año a año, y la expectativa es que el crecimiento del volumen se mantenga modesto en los próximos meses.

Latinoamérica: Las aerolíneas latinoamericanas experimentaron un crecimiento de la demanda del 5,9% en junio de 2018, continuando con los mayores aumentos de cualquier región. Inusualmente, la capacidad disminuyó en un 5.7%. El repunte de la demanda de carga internacional (5,2%) se desaceleró en comparación con el mes pasado, pero continúa con una tendencia muy superior al promedio de los últimos cinco años. El crecimiento durante los primeros seis meses de 2018 fue del 10.1%, cómodamente el mejor desempeño de cualquier región.

África: Los transportistas africanos tuvieron una baja en la demanda de fletes del 8.5% en junio en comparación con el mismo mes del año pasado. La capacidad también cayó, en un 1,4%. Es difícil ser positivo acerca de la situación actual en África.

Fuente: RMF