01/08/18

Con mayor digitalización bajan los costos logísticos

El TIR en los pasos fronterizos y el Manifiesto de Carga de Importación electrónico en puertos son avances en eficiencia y competitividad.


Digitalizar los procedimientos que debe atravesar la mercadería es el desafío de los gobiernos en vista de lograr mayor eficiencia, transparencia y baja de costos. En tal sentido, la puesta en vigencia del Sistema TIR (del inglés Transport International Routier) y la digitalización del Manifiesto de Carga de Importación (MANI - SIM) son dos concretaos pasos en avance.

El TIR, en el caso de la mercadería que es transportada por tierra a países limítrofes permitiría reducir casi un 40% los costos al achicar la demora en la frontera. El MANI - SIM, implica la digitalización de al menos 70,000 documentos mensuales que se presentaban en los puertos y cuya función era informar la carga de los buques.

Para agilizar el transporte de mercadería en las fronteras, disminuir los tiempos ociosos en hasta un 80% y así reducir los costos logísticos se puso en marcha en el país del Sistema TIR, cuya adhesión fue aprobada recientemente por la Ley Nacional 27.448. Simplifica los procedimientos en las fronteras al reducir la burocracia administrativa que implica la verificación manual de la mercadería y su documentación, ya que unifica la base de datos de todas las instancias involucradas en el transporte de mercadería a través de un carnet TIR y códigos QR que aportan la información sobre qué se transporta, cuál es el origen y cuál es el destino, entre otros datos fundamentales para la transparencia de la actividad.

La flamante normativa impulsada desee la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), adhiere al Convenio Aduanero Relativo al Transporte Internacional de Mercancías que fue firmado en Ginebra en 1975 en el marco de las Naciones Unidas. Reducir los tiempos en la frontera en un 80% permite que más camiones crucen por los pasos fronterizos y que se realicen más operaciones comerciales en el mismo lapso, por lo que los costos se reducen en un 38% según los cálculos de la Unión Internacional del Transporte (IRU, por sus siglas en inglés), de la que es parte Fadeeac.

Más de 34.000 empresas utilizan el sistema en todo el globo para transportar sus mercancías, por lo que solo en 2017 se realizaron 1,2 millones de operaciones de transporte a través del TIR.

A partir de la ley, se espera que Argentina demore hasta 12 meses en darle una aplicación efectiva, si se tienen en cuenta los plazos calculados por IRU para este tipo de acciones.

Una sola

Por su parte, la Administración Federal de Ingresos Públicos, a través de la Dirección General de Aduanas (DGA), digitalizó el MANI SIM y desde ahora, los encargados de esos transportes tendrán que hacer una sola presentación digital antes de partir del puerto de origen, por lo tanto, la constatación de los contenedores en nuestro país se hará de modo online. Para realizar el trámite, el Agente de Transporte Aduanero, que representa a la compañía dueña del buque, tiene que ingresar al Sistema Informático Malvina (SIM), con Clave Fiscal de nivel 4.

Esta implementación facilita tanto el comercio exterior, como el transporte marítimo, ya que elimina el papel, reduce los costos de circulación -porque los dueños de las embarcaciones no tienen que dirigirse al puerto para llevar las documentaciones- y se unifican las presentaciones de información que debían realizar para declarar la carga de los barcos.

La simplificación de este trámite permite controles más eficientes e inteligentes por parte de la Aduana, ya que se podrá supervisar la información desde el SIM.

La medida se trabajó en conjunto con la Asociación Argentina de Agentes de Carga Internacional, el Centro de Despachantes de Aduana y el Centro de Navegación.

Con estas modificaciones, la Aduana reducirá a la mitad la cantidad de datos a completar referidos a la información anticipada.

El cronograma de implementación se divide en cuatro etapas, iniciando la primera el 20 de agosto. Para fin de año, se estima que todos los manifiestos presentados se harán de forma unificada y digital.

Fuente: El Cronista