23/08/18

Aranguren: la apuesta a la exportación de gas y petróleo es "exagerada"

El exministro coincidió con Fernando Navajas (FIEL) en la insustentabilidad de su política tarifaria en medio de la inestabilidad macro.


El ex ministro de Energía Juan José Aranguren reapareció ayer en público después de su salida de la función pública, luego de que el Gobierno lo despidiera en junio. En una charla en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) sobre la política energética en los primeros 30 meses de Cambiemos, el ex ministro defendió su gestión y tildó de "exagerada" la promesa de su sucesor, Javier Iguacel, de duplicar la producción de petróleo y gas dentro de cinco años, lo que permitiría exportar energía por u$s 15.000 millones.

Aranguren también coincidió con una afirmación del economista Fernando Navajas sobre la insustentabilidad de la política tarifaria en medio de la inestabilidad macroeconómica. "Desde diciembre de 2017 -algunos piensan que a partir del 28 de diciembre-, la suba del dólar, la sequía y el aumento internacional de las tasas de interés complicaron el panorama. Pero los precios de la energía están atados al mundo y no pueden ser pesificados", explicó.

El ex ministro recordó: "Vivimos en emergencia económica desde 2002 hasta 2017, algo que permitió al Poder Ejecutivo tomar decisiones arbitrarias, como establecer precios de la energía. Eso hizo que la producción de petróleo y gas bajara permanentemente hasta estos días", planteó. "Las tarifas crecieron muy por debajo de los costos de producción: en la electricidad para CABA y GBA un 40% y en gas un 175%, mientras que el tipo de cambio saltó aproximadamente un 1100%, la inflación un 1400% y los salarios un 1700%", escenificó Aranguren.

Para el ex funcionario, la política energética del kirchnerismo benefició a los usuarios del Área Metropolitana de Buenos Aires, en desmedro del Interior, que pagaba tarifas "entre 8 y 10 veces más caras". "Durante años se subsidió a los sectores más altos de la población y se gastaron más de u$s 50.000 millones hasta 2015", dijo.

Luego de presentar la herencia que recibió y sus primeros objetivos, Aranguren se enorgulleció de que la producción de gas en el primer semestre del año fue la mejor desde 2010 y que la extracción de petróleo empieza a recuperarse por primera vez en mucho tiempo.

Por otra parte, felicitó a Iguacel, por la resolución publicada ayer en el Boletín Oficial que reglamenta la exportación de gas a Chile, que estaba cortada desde 2004 (excepto en 2017, cuando se les permitió a las empresas vender el fluido en verano pero con el compromiso de reimportar la misma cantidad más adelante). "Esto va a terminar con que, en el futuro, los precios del gas converjan hacia los u$s 4 por millón de BTU", dijo Aranguren.

Pese a la congratulación pública del ex ministro a Iguacel, un ex funcionario del Ministerio durante su gestión, presente en la sala, dialogó -bajo condición de anonimato- con El Cronista y afirmó: "Las señales no son positivas si de repente el Gobierno no da más los precios estímulos de la Resolución 46/2017". "Las empresas planifican sus inversiones a mediano plazo y este año no van a parar sus equipos, pero si les cambian los precios del gas es imposible que tengan certezas", completó.

Fuente: El Cronista