20/07/18

Un comandante de Flybondi agredió a una pasajera

El insólito hecho se dio en el aeropuerto de Ezeiza luego de que la mujer reclamará respuestas ante la demora en la entrega de su equipaje.


Las dificultades de la firma continúan, pero un fiscal pidió suspenderla

Desde su lanzamiento, la empresa aérea Fly Bondi reflejó marcadas irregularidades en su funcionamiento, y al mismo tiempo desencadenó sucesivos reclamos y muestras de rechazo de los pasajeros. Pero en las últimas horas un grupo de usuarios que aterrizaron de urgencia en el aeropuerto de Ezeiza, por las condiciones climáticas, apuntaron contra un comandante de la tripulación por agredir a una mujer, que exigía respuestas ante la demora en la entrega de su equipaje. En consecuencia, el representante de la compañía fue demorado.

A eso se suma que un fiscal federal pidió suspender todos los vuelos de la aerolínea de bajo costo debido a los constantes problemas, algo que deberá resolver un juez en los próximos días. El vuelo 5195, proveniente de la ciudad de San Salvador de Jujuy, arribó al Aeropuerto de Ezeiza alrededor de las 3.20 del último miércoles.

El horario original de partida desde la capital jujeña figuraba en el pasaje a las 12.30 del último martes. Una demora que despertó la impaciencia y el malestar de los usuarios, sensaciones profundizadas por la falta de respuestas. Por si fuera poco, "desviaron el recorrido del avión, que debía aterrizar en El Palomar, pero por las malas condiciones climáticas terminamos en Ezeiza", relató a Crónica, Paola, quien se encontrabas en la nave de FlyBondi.

La mujer no viajaba sola, sino que la acompañaba su amiga Nuria, quien dejó en claro que "lo peor que nos pudo pasar fue bajar del avión porque nos quedamos a la deriva". El testimonio de la pasajera da cuenta de la odisea que padeció ella, su amiga y el resto de las personas que se encontraban en el mismo vuelo, puesto que no había personal para descargar el equipaje ni tampoco pusieron a disposición el ómnibus que los trasladaría a El Palomar, como había prometido la empresa.

No obstante, no sólo ellos padecían las irregularidades de la línea aérea sino también otro grupo de clientes provenientes de Bahía Blanca e Iguazú, que también demandaban la presencia de representantes de la compañía. En ese instante, por delante de los manifestantes se hicieron presentes quienes tripularon el vuelo 5195, e inmediatamente fueron destinatarios de los reclamos.

Sin embargo, uno de ellos enfureció con el malestar de los pasajeros y descargó su ira contra Nuria con sus dos brazos, lanzándola, en forma brutal, hacia una pared, sin sufrir heridas de consideración. Para colmo, "la policía aeroportuaria no hizo nada, me trataron muy mal. Fue de terror lo que pasé".

A pesar del desamparo de las autoridades, y de la impunidad del comandante, quien se expresaba en inglés, Paola radicó la denuncia correspondiente, por la cual el hombre fue demorado durante unas horas.

Fuente: Crónica