06/07/18

Transporte tiene un beneficio diferido


Las empresas de transporte conservan un beneficio pero en forma diferida. Antes de la reforma tributaria, las empresas agrícolas podían tomar el 100% de los impuestos sobre los combustibles como crédito del Impuesto a las Ganancias y las compañías de transporte el 100% de esos gravámenes contra el IVA que facturaran.

Después de las modificaciones legales, el beneficio se redujo para los dos sectores al 45% de los impuestos sobre los combustibles a cuenta de Ganancias y de IVA, respectivamente.

Pero, para las empresas de transporte, un artículo prevé que el resto del cómputo por impuestos sobre los combustibles que no se tome un mes a raíz de ese límite legal, se puede diferir para ser tomado en los meses subsiguientes, señaló Ezequiel Passarelli, del Estudio SCI.

Así, en realidad, las empresas de transporte sigue teniendo un crédito de a favor de impuestos sobre los combustibles para computar a cuenta del 21% de IVA que facturan del 100%, tal como era antes de la reforma, pero con una particularidad: el beneficio se ha diferido, puntualizó Passarelli.

Ese diferimiento tiene la contra de darse en un contexto inflacionario y en que el saldo a favor que se puede generar se sumará a otros saldos a favor de impuestos que sufren las empresas por diversas retenciones y percepciones, opinó Passarelli.

De todos modos, un problema añadido es que la gran mayoría de las empresas de transporte no se dio cuenta todavía, ni siquiera en el caso de compañías muy grande, de que pueden tomarse en los meses subsiguientes el crédito de impuestos sobre los combustibles, subrayó.

Fuente: El Cronista