03/07/18

Siguen los ataques de los "caza Uber" y procesaron a un taxista

Había golpeado a un chofer de Cabify el año pasado, en Palermo. Le suspendieron la licencia de conducir.


Pintada amenazante contra Uber en Juan B. Justo y Nazca. Foto: Jorge Sánchez.

En medio de una creciente ola de ataques contra los choferes que usan las plataformas Uber y Cabify para transportar pasajeros, la Justicia porteña procesó a un taxista por lesiones, daños y amenazas. En tanto, el Gobierno porteño le suspendió la licencia de conducir.

Martín Facundo Sensón, de 32 años, está acusado deatacar a un conductor de la empresa Cabify. Según el procesamiento, el chofer fue interceptado, en la madrugada del 9 de septiembre, por un Corsa conducido por el imputado, quien descendió y empezó a golpearlo en la sien.

Después de agredirlo, amenazó: "Te vamos a hacer mierda. Ya sabemos quién sos. Te tenemos re-calado, conocemos tu auto. Te vamos a matar". Todo, en medio de la avenida Córdoba, en Palermo.

Ante esto, el juez nacional en lo Criminal y Correccional Guillermo Carvajal resolvió procesar al taxista y embargarlo por 100 mil pesos. Por el momento, Sensón no irá a la cárcel: el procesamiento es sin prisión preventiva.

Por otra parte, la Secretaría de Transporte de la Ciudad le suspendió la licencia de conducir profesional, que lo habilita como taxista, en forma temporal e inició un proceso para que la limitación sea permanente.

"Tenemos que terminar con la acción de los violentes. Trabajamos con la policía de la Ciudad y la Justicia para que cada uno que haga esto termine como la persona que imputaron por hechos del año pasado", dijo Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad.

Según la denuncia del conductor agredido, Sensón "forma parte de un grupo de taxistas que buscan choferes de Uber y Cabify para agredirlos". Desde principio de año estos grupos vienen protagonizando una serie de ataques, el último fue el viernes pasado al auto en el que se trasladaba la hermana de la actriz Calu Rivero.

Y Sensón no tiene una sola agresión como antecedente. Una semana después del ataque anterior, recibió otra denuncia de otro conductor de Cabify. "La segunda vez fue con un arma de aire comprimido, con la que le disparó a uno de los vidrios del vehículo", reconstruyeron a Clarín voceros de la compañía.

El 16 de septiembre, también de madrugada y en Palermo, Sensón interceptó a Ángel Daniel Núñez Fleitas. Según las declaraciones, lo hizo en compañía de otro vehículo. Y, siempre de acuerdo a la denuncia, no sólo le frenó el paso, sino que también lo persiguió hasta el cruce de la avenida Juan B. Justo y Juan Ramírez Velazco, donde le disparó al vidrio delantero, mientras le gritaba que "era ilegal y que no podía trabajar".

Desde hace meses, elconflicto entre Uber y Cabify con los taxistas está presente en la calle y es cada vez más violento. Sólo la empresa Uber, en lo que va de 2018, ya tiene 650 casos de agresión, 250 documentados con denuncias. En su conteo incluyen ataques directos a conductores o sus autos, con "armas, ácido, incendio de vehículos, disparos, emboscadas, violencia física y amenazas".

Para reconstruir la seguidilla no hace falta ir muy lejos en el tiempo. Semanas atrás, una pasajera denunció que viajaba en un auto Cabify cuando un taxista disparó con un aire comprimido contra el coche y rompió los vidrios. Ninguno resultó herido y, según dijo la mujer, el conductor no quiso hacer la denuncia por temor.

Unos días antes, otra pasajera denunció que un taxista disparó una bala de goma contra el auto Cabify en el que viajaba su hijo de diez años. Según contó la madre, Verónica Cheja, el hecho ocurrió en la esquina de las avenidas Libertador y Pueyrredón.

El último caso tiene apenas cuatro días y un famoso involucrado. Marou Rivero, la hermana de la actriz, se dirigía hacia Belgrano cuando a la altura de la esquina de Gorriti y Juan B. Justo escuchó un impacto en la luneta.

"Fue en el semáforo. A la 21.45 más o menos. Cuando estábamos por dar el giro (Juan B. Justo) sentimos un ruido muy fuerte. Como si alguien hubiera pegado un palazo. Me di vuelta y el vidrio estaba todo estallado", relató a través de las redes sociales. Y agregó: "Vimos cómo el taxista aceleraba y seguía por Gorriti. Le pregunté al chofer qué había pasado y me dijo: 'nos acaban de disparar con un arma de aire comprimido'".

Cabify está autorizado a trabajar en la Ciudad de Buenos Aires, Uber no. Su legalidad se dirime en decenas de causas judiciales. Mientras que los pagos con tarjeta de crédito al servicio están bloqueados y el Gobierno porteño lo considera ilícito. Pero dos años después de su llegada a Buenos Aires, la plataforma sigue funcionando casi con normalidad. Incluso semanas atrás, el Tribunal Superior de Justicia porteño revocó el bloqueo a la aplicación.

Desde el desembarco de Uber los taxistas no sólo llevan su reclamo a las calles con movilizaciones, sino también organizan escraches, operativos y "cacerías", como ellos mismos las llaman. Alrededor de 200 están nucleados en la Asociación Civil Taxistas Unidos. Sus integrantes niegan ser los responsables de los ataques recientes, pero admiten protagonizar trampas y seguimientos.

Fuente: Clarín