20/07/18

SUBE: el saldo negativo de la tarjeta aumentará a 30 pesos en agosto

Luego del aumento de las tarifas en el transporte público, el Gobierno publicó hoy en el Boletín Oficial que el saldo negativo de la tarjeta Sistema Único de Boleto Electrónico ( SUBE ) aumentará, a partir de la segunda semana de agosto, a "tres veces el valor del boleto mínimo", es decir, 30 pesos.


Bajo la resolución 114/2018, el ministerio de Transporte establece "un crédito de recarga instantánea para las tarjetas SUBE equivalente a tres veces el valor del boleto mínimo establecido para el Servicio de Transporte Público por Automotor de Pasajeros Urbano y Suburbano de Jurisdicción Nacional, cada vez que no cuente con saldo disponible para su utilización y acceso a la totalidad de los servicios de transporte público, a ser restituido con carácter prioritario en la próxima acreditación de fondos que realice el usuario tenedor de la tarjeta respectiva".

El nuevo saldo negativo afectará a los 3.8 millones de usuarios de la tarjeta SUBE en el país.

Al establecer una medida en relación al boleto mínimo de la Capital y el Gran Buenos Aires (AMBA), en lugar de un valor fijo (actualmente de $20), el monto mínimo se ajustará en función de eventuales aumentos: siempre será el equivalente a tres boletos mínimos en colectivo. El nuevo saldo equivale además, a cuatro pases de subte y hasta nueve de la tarifa mínima de tren.

Además, el ministerio conducido por Guillermo Dietrich también actualizó el valor para el repuesto de la tarjeta: desde agosto será el equivalente a cinco boletos mínimos de colectivo de AMBA ($50). Actualmente, adquirir una SUBE nueva es de $25.

El saldo negativo de la tarjeta había sido incrementado por última vez en mayo de 2016 a $20, pero, por el aumento de las tarifas, había quedado atrasado.

Este sistema se acredita una vez agotada la carga disponible y se descuenta automáticamente en la siguiente recarga, con el fin de garantizar al usuario el acceso a la totalidad de los servicios de transporte público una vez extinguido el saldo.

Fuente: La Nación