17/07/18

Resisten provincias baja de subsidios a transporte

NACIÓN ESPERA UN AHORRO DE $100.000 MILLONES SI CORTA ASISTENCIA - Mientras la Casa Rosada acelera una discusión mayor con gobernadores por recortes en el Presupuesto, administraciones advierten que no podrán absorber quita y que boletos podrían duplicar su valor.


Traslado. Las gobernaciones creen que de sufrir un recorte en los subsidios al transporte el costo terminará trasladándose a los usuarios, que necesariamente deberán afrontar un aumento de la tarifa.

La discusión por los recortes en el Presupuesto que planea la Casa Rosada a raíz del acuerdo con el FMI, y que tendrá a los gobernadores como actores centrales de las negociaciones de Cambiemos para reducir el déficit, tendrá un eje clave en los subsidios al Transporte, que Nación pretende trasladar a las provincias, donde ya se empiezan a oír las primeras quejas.

Se trata de una bolsa de alrededor de $100.000 millones, donde la peor parte se la llevarán porteños y bonaerenses, ya que pese a los últimos aumentos de tarifas aún los boletos valen menos que en los distritos del interior del país.

Los gobiernos provinciales, que vienen afilando el lápiz para trazar un camino hacia el equilibrio como se acordó en el Pacto Fiscal, verán ahora una merma de ingresos en un rubro sensible, ya que de trasladar el costo directamente al usuario pondrá en aprietos a los usuarios del transporte público, un sector que viene golpeado por la oleada de aumentos en otros rubros.

"La provincia no está en condiciones de hacerse cargo porque no figura en el presupuesto de este año. Una medida así, tan rápida, no es posible para nosotros presupuestariamente absorberla", dijo el ministro de Servicios Públicos de la Catamarca, Guillermo Dalla Lasta.

"No es lo mismo viajar en Catamarca, donde la cantidad de usuarios es mucho menor que la que tiene un colectivo funcionando en Buenos Aires. Entonces, la realidad es que el subsidio impacta mucho más en Catamarca", agregó el ministro en declaraciones reproducidas por El Esquiú.

Hay un discurso casi calcado que se adopta a otros subsidios, donde los gobernadores peronistas piden que Nación deje de financiar a los funcionarios macristas Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, con otros traspasos a CABA y Buenos Aires como la descentralización de Edenor y Edesur.

En el caso catamarqueño, la gobernadora Lucía Corpacci (PJ) está en la agenda de la gira de finales de esta semana del ministro del Interior Rogelio Frigerio, quien también recalará en Misiones, de Hugo Passalacqua (Frente Renovador de la Concordia).

Estas visitas serán en el marco de otras discusiones mayores que Cambiemos está encarando con todos los mandatarios y que incluye fondos de partidas discrecionales, obras públicas y compensaciones que deberán tener una poda cercana a los $200 mil millones para alcanzar la meta de reducción del déficit al 1,3% del PBI.

La intención del gobierno es cerrar filas al menos con los gobernadores con los que mejor diálogo tiene lo antes posible. Esa carta es clave para exhibir ante la titular del Fondo Monetario, Christine Lagarde, que llegará al país para monitorear junto a Mauricio Macri y Nicolás Dujovne la marcha del plan de ajuste.

En la previa de los llamados, un puñado de gobernadores alertó su rechazo a una posible sangría de recursos, tal como fuera publicado por este medio en la edición de ayer.

Boleto al doble

Provincias como Neuquén, de Omar Gutiérrez, reciben un subsidio de $290 millones, y el boleto interurbano ya orilla los $20 y se ubica entre los más caros del país. En Viedma, el gobernador Alberto Weretilneck tendrá un recorte en cifras similares, según un informe del diario Río Negro.

Más al norte, otro distrito PJ como Chaco, gobernado por Domingo Peppo, también advirtió que de caerse el subsidio el costo del boleto de colectivo podría duplicar su valor (hoy en $11,50 tras los aumentos de mayo). "No estamos en condiciones de hacernos cargo de este subsidio, y obviamente estamos en desigualdad de condiciones con Buenos Aires; el problema es esta mirada corta del centralismo porteño que la administración de Mauricio Macri se encarga de profundizar", dijo el subsecretario de Transporte, Roberto Medina a Diario Norte. El subsidio a los chaqueños es de $720 millones.

Las quejas además, como en otros rubros, será en derrame, porque los gobiernos provinciales podrán recortar a su vez a los municipios. Un ejemplo se dio en Chubut, donde la intendencia de Trelew pidió precisiones a la administración del mandatario Mariano Arcioni.

En concreto, el municipio observa las dificultares para seguir prestando el servicio si se discontinúa la ayuda provincial que para este año debía ascender a $600 mil por el alto impacto para los usuarios y las arcas locales.

Fuente: Ámbito