13/07/18

Por la crisis cambiaria, Alitalia frenó el plan para aumentar sus frecuencias semanales al país


La aerolínea italiana decidió que cubrirá la demanda, que creció 3% en el primer semestre del año, con dos aviones más grandes a partir de noviembre Fuente: Archivo

La turbulencia financiera que vivió el país en los últimos meses hizo que la aerolínea italiana Alitalia cambiara los planes que barajaba para la Argentina: luego de registrar un crecimiento de 3% en pasajeros en su ruta Roma-Buenos Aires, en el primer semestre del año, evaluaba aumentar su frecuencia de siete a 10 vuelos semanales, pero los saltos que comenzó a dar el dólar ralentizaron esa decisión.

Pese a que el país es el cuarto destino en el ranking de sus principales rutas, que tiene en el podio a Estados Unidos, Brasil y Japón, Alitalia estimó que por el momento le bastará para satisfacer la mayor demanda con cambiar dos de sus aviones por otros de mayor capacidad (100 asientos más), a partir de noviembre.

Flavio Lanzerini, Chief Commercial Manager de Alitalia, confirmó en rueda de prensa que se evaluó un crecimiento de frecuencia semanal, pero lo pararon por la situación del país. "Se ralentizó esta idea debido a la turbulencia financiera, pero si se estabiliza el dólar lo concretaremos. Claramente, Buenos Aires es uno de los mercados en los que haremos inversiones", señaló el directivo.

Por su parte, Tommaso Fumelli, director general de Alitalia Argentina, reconoció que la devaluación del peso está pegando en la industria. "Igualmente, creemos que un gran número de argentinos seguirá viajando a Europa (y a Roma, que es el segundo destino después de Madrid). Vamos a tratar de compensar con promociones para que los italianos vengan a la Argentina, que les resulta conveniente, más allá de la inflación", comentó.

Alitalia, que tiene una alianza con Aerolíneas Argentinas para cubrir la ruta Buenos Aires-Roma, registró un crecimiento global de 10,6% en pasajeros, en junio de este año, comparado con igual mes de 2017. Además, si se coteja el acumulado enero-junio de 2018 con el mismo período de 2017, arrojó un aumento de 7,3%.

Entre los factores que impulsaron estas cifras, Lanzerini destacó el aumento de tarifas, el incremento de clientes corporativos y la mayor ocupación de cabina. "Además, tenemos promociones que permiten a los argentinos que viajen con nosotros volar más barato desde Roma a cualquier lugar de Europa, y acuerdos con hoteles para que den tarifas diferenciales", dijo el directivo.

Este crecimiento no le viene nada mal a la aerolínea, que atravesó un momento delicado: en el segundo trimestre de 2017 tuvo pérdidas por 98 millones de euros y debió recurrir a un préstamo del gobierno italiano por 900 millones. No solo eso: desde mayo del año pasado está en situación de "administración extraordinaria" (una especie de capítulo 11 de Estados Unidos), para no ser declarada en quiebra.

Cayó en esa situación luego de que un referéndum entre los empleados (tiene 12.000 en todo el mundo) rechazara un plan que había presentado para evitar la quiebra y que incluía, entre otras medidas, recortes de personal. Ahora es una empresa estatal, pero hasta mayo de 2017 pertenecía 51% a bancos italianos y 49% a Etihad Airlines.

Alitalia, que fue en enero la aerolínea más puntual del mundo, está en venta. Ya hicieron pública una oferta para comprarla la británica easyJet, la alemana Lufthansa y el fondo de capital privado Cerberus. "La palabra final la tendrá el gobierno italiano, que ya dijo que quiere quedarse con una participación en la empresa", concluyó Lanzerini.

Fuente: La Nación