03/07/18

Pese al ajuste, Transporte promete para 2019 más obras financiadas con fondos propios

Renovación del aeropuerto de Ezeiza, en el centro de la escena. La apuesta serán los ingresos propios vía cobro de tasas aeroportuarias para obras del sector. Según cálculos de la cartera que conduce Dietrich, el total de inversión en infraestructura del área alcanzará los $ 40.000 millones el año próximo gracias también a los PPP.


La turbulencia cambiaria obligó al Gobierno a reconfigurar sus planes, poniéndole punto final al gradualismo impulsado por Mauricio Macri desde su llegada la Casa Rosada. Las nuevas metas de reducción del déficit fiscal acordadas con el FMI obligarán a desacelerar el ritmo de la obra pública para lo que resta de este año y el 2019.

Por estos días, la reducción de partidas desvela a los empresarios del sector. Hace un par de semanas el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Gustavo Weiss, advirtió que si el Gobierno aplica un recorte en la obra pública continuarán los "problemas" de cloacas, rutas y ferrocarriles.

Sin embargo, para el Gobierno no todo está perdido. En lo que respecta a inversión en infraestructura, Transporte fue uno de los ministerios más activos en los últimos dos años gracias a las obras viales, ferroviarias y aeroportuarias. Si bien en el horizonte se prevén varios meses de "vacas flacas", en la cartera jugarán dos cartas: los PPP y los ingresos propios vía cobro de tasas aeroportuarias.

Acorde con el discurso de austeridad oficial, Guillermo Dietrich, titular de Transporte, señaló a ámbito.com que "estamos trabajando fuertemente para reducir el gasto", pero anticipó que "con las inversiones aéreas más los PPP, la obra pública del Ministerio va a ser superior a la de este año". Según cálculos de la cartera, el total de inversión en infraestructura alcanzará el año próximo los $ 40.000 millones.

El Gobierno ya adjudicó las obras del primer proyecto público privado destinado a una nueva red de autopistas y rutas. Con una inversión total de aproximadamente u$s 8.000 millones, el primer PPP promete ser la punta de lanza de la obra pública para lo que viene.

En lo que respecta a la infraestructura aeroportuaria, en Transporte apuestan a los ingresos que genera la actividad aerocomercial. Para ello, desde el ministerio anticiparon que echaran mano a los fideicomisos donde posee "un stock de capital muy importante" y al cobro de las tasas aeroportuarias.

A ello habrá que considerar también que algunas de esas obras llegarán como parte de las obligaciones que de inversión que debe asumir Argentina Aeropuertos 2000, la empresa a cargo de los 33 aeropuertos del país.

En ese contexto, el propio Dietrich señaló: "El crecimiento aéreo nos está generando mayores ingresos y muchas de estas tasas son en dólares por lo que nos genera mayor disponibilidad de pesos". A pesar del optimismo a flor de piel, en Transporte son conscientes que los tiempos para la ejecución de la obra pública podrían cambiarse. "Estamos viendo es que algunas obras que pensábamos iniciar el año que viene es probable que se demoren y se liciten hacia fin de año o se posterguen para 2020", lanzó Dietrich.

Fuente: Ámbito