06/07/18

Micros podrán bajar precio de pasajes pero piden medidas previas

El sector reclama desde hace años un nuevo marco regulatorio para ganar eficiencia. Advierten que de no haber cambios no podrán bajar las tarifas


Las empresas de transporte de larga distancia vienen perdiendo pasajeros año a año

Días después de anunciar que quitará la tarifa mínima al transporte aéreo, que permitirá a las aerolíneas ofrecer pasajes más baratos, el Gobierno informó que también eliminará la banda que rige para micros de larga distancia con el mismo fin.

El anuncio, realizado el miércoles por la noche por Guillermo Dietrich, ministro de Transporte, en un programa de televisión, generó asombro y malestar entre las empresas de larga distancia, ya que no fueron consultadas y, sobre todo, porque desde hace casi tres años vienen trabajando y reclamando al Gobierno un nuevo marco regulatorio que incluya una serie de medidas que les permitan bajar costos para ganar competitividad y, así, ofrecer menores precios al público. Pero, por el momento, no se avanzó en ese aspecto.

"Por más que quiten la tarifa mínima, si no logramos bajar costos no podremos reducir precios. Venimos reclamando una reconversión del sector, con un nuevo marco regulatorio para la actividad. Presentamos propuestas al Ministerio de Transporte para avanzar en ese sentido, pero ninguna se aprobó y ahora nos enteramos por televisión que quitarán la banda tarifaria. Sin el trabajo previo para reducir costos eso es imposible o generará distorsión en el mercado", comentaron con preocupación desde la Celadi (Cámara Empresaria de Larga Distancia). "Nos sorprendió el anuncio; la liberación de la banda no es buena para la actividad. Estamos en crisis y nos vamos a matar entre nosotros para subsistir. El problema son los costos, es sobre lo que hay que trabajar", coincidió Néstor Carral, presidente de Catap (Cámara Argentina de Transporte de Pasajeros).

En el sector coincidieron en que podría generarse una distorsión, por ejemplo, cobrando pasajes muy baratos, por debajo del costo, en rutas donde compiten con low cost y ofreciendo otras más altas a destinos más chicos a los que no llegan las aéreas para compensar pérdidas. O impulsaría una guerra de precios entre ómnibus y pocas sobrevivirán.

Las empresas explicaron que, por tratarse de un servicio público, ellos cuentan con una serie de obligaciones que las aéreas no deben cumplir, con lo cual el trato es desigual.

Por lo pronto, las cámaras de larga distancia fueron citadas a una reunión para hoy a las 13 horas en la Secretaría de Transporte. Desde el Ministerio confirmaron que eliminarán la banda tarifaria a micros. Pero, al ser consultados, no dijeron si la medida sería acompañada por otras para bajar costos.

Desde Celadi y Catap especificaron las medidas que vienen reclamando, sin respuesta. Por ejemplo, poder firmar acuerdos entre empresas (similar al código compartido en aviones), para poder unir servicios en caso de baja ocupación, garantizando la conectividad pero mejorando la ocupación. También piden una jornada laboral específica, de relevo por postas con un conductor (hoy van dos por micro). Además, tienen permisos precarios, vencidos desde 2012, lo que les dificulta, por ejemplo, obtener un crédito bancario y tener certidumbre a la hora de invertir. Reclaman permisos a 15 años, similar a los aviones.

También reclaman mejoras en el valor del combustible, que implica un 35% del costo. "No pedimos subsidios, sino que al menos no nos cobren los impuestos o usarlos para compensar otros tributos", dijeron. El combustible de aviones no está cargado con igual cantidad de impuestos, lo que sería un "subsidio encubierto". También reclaman una mejora en el costo de peajes; por ejemplo, que les cobren como hora no pico, aún cuando transiten en hora pico.

Además reclaman el pago adeudado por los 2 millones de pasajes gratuitos que otorgan al año a personas con discapacidad. El Estado paga parte de este costo, pero en algunos casos adeuda hasta ocho meses el pago y no lo abona si hay deudas con la Afip. "Necesitamos ese dinero precisamente para pagar a la Afip o al menos usarlo para compensar deudas fiscales", explicaron. Algunos también dicen que, para igualar condiciones con aéreas, éstas deberían también dar sin costo pasajes a discapacitados.

Fuente: El Cronista