12/07/18

El maquinista de la tragedia de Once, Marcos Córdoba, contra Julio De Vido: "Se quiere salvar"

"Si no era yo, hubiera pasado con otro motorman", sostuvo Córdoba


El maquinista Marcos Córdoba, señalado ayer por el exministro de Planificación Julio De Vido por su responsabilidad en la tragedia de Once , fue entrevistado por el programa Animales Sueltos y le respondió al exfuncionario: "No acuses, ya tienen las pruebas".

"[De Vido] está equivocado. Que quede claro que hice todo lo posible para frenar el tren. Estoy cansado de que hablen de mí la expresidenta [ Cristina Kirchner ] y el exministro", expresó Córdoba.

Ante la pregunta del periodista del canal América TV de si se sentía un perejil, el motorman confesó: "Sí". Y agregó: "De Vido se quiere salvar, no podés culpar a un pobre tipo laburante. Los trenes estaban faltantes de mantenimiento, se notaba".

El motorman también contó cómo fue la mañana trágica: "Yo hice mi servicio normal como todos los días. A 1200 metros aproximadamente empiezo a apretar los frenos para el andén, cuando veo que no freno, hago la aplicación de emergencia. Al ver que no frena, atino a agarrarme. Una vez que tiro la emergencia no tengo otra manera".

"Creo en la Justicia, por eso estoy luchando para que se sepa la verdad. No doy más. A veces digo: "me hubiese muerto". Es una mochila que no te las sacás más", dijo Córdoba.

Además, comentó que sigue con un tratamiento psicológico pero sin medicación. "Si por algo estoy acá con vida es para luchar. Acompaño a los familiares y sé que es un dolor que no se va a terminar", reflexionó. "Si no era yo, hubiera pasado con otro motorman", consideró.

Por su parte, la abogada Valeria Corbacho dijo que "el Estado puso al motorman en una situación de riesgo" y que "ya se probó" que su defendido "frenó el tren" el 22 de febrero: "Culpar al motorman es una mariconeada (sic), es pegarle al más débil". Y además contó que Roque Cirigliano días antes del accidente "reconoció, a través de un mail, las falencias del tren".

De Vido había dicho que era "materialmente imposible" que él hubiera podido controlar el estado de los trenes y que estaba siendo sometido a un "linchamiento popular", además de sostener que el culpable de la tragedia fue Córdoba (ya condenado por este caso a tres años y tres meses de prisión): "Omitió aplicar los frenos de la formación y eso provocó el choque fatal [...] No lo conozco ni por supuesto sé como frenan los trenes".

Fuente: La Nación