30/07/18

El Gobierno reactiva obras para frenar la caída de la actividad y sostener el empleo

Había postergado pagos por el ajuste. Pero Macri bajó la orden de normalizar la situación y entre julio y agosto desembolsarán más de $ 7.000 millones. Las inauguraciones para este año.


El presidente Macri, cuando anunció obras junto al gobernador Insfrán en marzo.

Ya arrancó el segundo semestre y con él, los meses más tormentosos y fríos por el freno en la actividad económica y las medidas de ajuste para cumplir con la reducción del déficit acordada con el FMI. El Gobierno se propuso retomar el ritmo de la obra pública, ralentizado a partir de la crisis cambiaria, con el objetivo de contener el impacto del invierno pronosticado hasta fin de año.

La obra pública sufrirá una poda cuyo volumen saldrá de las negociaciones de Nación con las provincias por el Presupuesto 2019, pero Mauricio Macri ya venía recibiendo quejas por el atraso en los pagos de este año. “Manda el ajuste y es imposible decir cuántos empleos se van a perder”, advirtió Gustavo Weiss, titular de la Cámara de la Construcción en un reclamo conjunto con el sindicalista Gerardo Martínez. Rogelio Frigerio -ministro del Interior- les prometió que el Presidente ordenó poner al día las cuentas en ese rubro.

Ahora el Gobierno anunció que en la primera quincena de julio desembolsó más de $ 2.200 millones en proyectos de infraestructura urbana, hídrica, pavimento, desarrollos de Procrear y viviendas sociales. Desde diferentes áreas fijaron como meta llegar a $ 3.185 millones este mes y terminar de normalizar el ritmo en agosto, con unos $ 4.500 millones. Fue una diferencia con otras áreas, en las que lo que no se ejecutó hasta mitad de año ya no se hará.

En la decisión confluyen la necesidad de amortiguar el efecto de la devaluación, proteger una porción del empleo en ese rubro -con casi 465 mil trabajadores registrados- y mostrar movimiento en la gestión, con el objetivo de ir recuperando iniciativa para el intento de reelección de Macri. Los meses más fríos augurados por Marcos Peña y otros funcionarios ya empezaron. La economía cayó 5,8% en mayo y la producción industrial 5,4% en junio. De acuerdo con datos del Ministerio de Trabajo, el empleo registrado volvió a bajar en mayo -27.200 respecto de abril-, la construcción acumuló dos meses de retroceso por la contracción de la obra pública y la privada y la encuesta de indicadores laborales también marcó para junio una caída del empleo en ese sector.

“La obra pública es el 25% de la torta de la construcción. En 2017 empujamos la rueda y este año tenemos $ 185.000 millones entre Energía, Transporte, Interior y Educación”, relativizaron el freno en la Casa Rosada. En el Ministerio del Interior la lista de reactivación para estos meses incluye la terminación de obras hídricas como la presa El Bolsón en Catamarca ($ 1.580 millones), un acueducto en Chaco ($ 1.174 millones), Arroyo del Rey en Lomas de Zamora ($ 1.115 millones), una planta de tratamiento de afluentes de Aysa en Fiorito ($ 1.070 millones), desagües cloacales en Catamarca ($ 1.031 millones) y Formosa ($ 710 millones), el canal San Luis en Tucumán ($ 810 millones), otras en Corrientes ($ 310 millones), Quilmes ($ 200 millones) y 16 en otros puntos, con entre el 62% y el 96% de avance para ser inauguradas antes de diciembre.

La lista sigue con 12.659 viviendas sociales y 128 obras en escuelas, jardines, centros de salud y universidades, por $3.805.606.878 hasta fin de año. Otro renglón que se acelerará será el de infraestructura urbana: de 169 obras terminadas en lo que va del año a la previsión de otras 401 entre agua y cloacas, pavimento, espacios públicos y desagües.

En Transporte suman la renovación de ocho aeropuertos, tres metrobuses y otros dos proyectados, obras en seis rutas nacionales, casi 400 kilómetros de vías y los viaductos San Martín y Mitre, entre otros proyectos para este año y 2019.

En el plano político, Macri buscará con las inauguraciones reconstruir expectativa y capitalizarlas ya avanzada la pelea electoral. Más allá del recorte para 2019, el Gobierno apuntará a sostener la inversión en la provincia de Buenos Aires y otros distritos clave y también apoyarse en el programa de PPP. “Vamos a mostrar mucha obra en la campaña. Es una cuestión de timing, Mauricio es ingeniero y tiene la experiencia de la Ciudad”, confió un integrante del Gabinete.

Fuente: Clarín