30/07/18

Astillero Río Santiago: aprietes sindicales, negociados y sueldos astronómicos

Con 3.300 empleados, la empresa estatal hace diez años que no termina un barco. Aseguran que el sindicato ATE de Ensenada utiliza ese dinero en beneficio propio.


El Astillero Río Santiago, de Ensenada. (Facebook/Astillero Río Santiago Oficial)

Un informe del programa Periodismo Para Todos que conduce Jorge Lanata reveló este domingo el caso del Astillero Río Santiago, una empresa estatal de construcción y reparación naval ubicada en el partido bonaerense de Ensenada cuya producción se encuentra paralizada hace diez años a pesar de contar con un presupuesto asignado de 3.600 millones de pesos.

El astillero, que opera bajo la órbita del Ministerio de Producción de la provincia de Buenos Aires, cuenta con 3.300 empleados, pero de acuerdo a denuncias del gobierno, hay empleados truchos y otros que cobran sueldos sin prestar servicio alguno.

Desde el oficialismo aseguran que el gremio ATE Ensenada utiliza parte del dinero como "caja" propia, además de haber recibido una denuncia por amenazas contra las autoridades del astillero.

Según el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, la empresa sólo "cubre con su producción el 1% de su costo operativo, el resto de ese monto lo cubre el erario público".

Una de las irregularidades está en el comedor. El diputado provincial por Cambiemos Guillermo Castello explicó que el gremio les retiene a los empleados de su salario "1.300 pesos por mes para usen el comedor", aunque sólo asisten unos 1.200.

"Es una caja que recibe ATE de 51 millones de pesos por año, de los cuales se utiliza menos de la tercera parte. Ese dinero se lo termina quedando el gremio", agregó.

Por otra parte, el ministro precisó que hay unos 100 empleados "dispensados". "Son personas que han adquirido condiciones para jubilarse y que cuando son notificados por la empresa dejan de prestar tareas, es decir que todo el tiempo que lleve el trámite de jubilación, dejan de trabajar pero cobran", dijo.

Según el funcionario, esto implica "116 millones de pesos". Además, encontraron "gente que nunca hizo el trámite y que lleva años en situación de dispensado".

Otro foco de la corrupción son los contratos truchos. El procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, señaló que "eran contratos en los cuales las personas no prestaban servicios".

Castello, el diputado de Cambiemos, dijo sobre este punto que hay "más de 95 empleados truchos que nunca fueron a trabajar".

En tanto, el ministro de Trabajo también advirtió que durante años "directamente no se retenían las sumas que correspondían por impuesto a las ganancias, es decir, un fraude fiscal importante".

El gobierno provincial también reveló que había empleados que cobraban "un plus por productividad del orden del 50%" y que "absolutamente nada de eso tenía controles".

Asimismo, la actual gestión del astillero, a manos de Daniel Capdevilla, denunció ante la Justicia un apriete por parte del gremio. Según Conte Grand, la situación se dio cuando "entre 12 y 15 personas que se identificaron como integrantes de la organización gremial, trataron de entrar a verlo (al presidente), ingresaron por la fuerza y una de estas personas amenazó fuertemente al gerente de Legales".

El Astillero Río Santiago hace casi una década que no termina un barco. De acuerdo al diputado Castello, "en 2004" el entonces presidente Néstor Kirchner y su par de Venezuela, Hugo Chávez, "trataron de reflotar el astillero porque no tenía productividad" y por eso "se pagaron 1120 millones de dólares" para construir barcos petroleros que nunca se terminaron.

En paralelo, trabajadores del astillero aseguran que hay un plan del gobierno de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal para vaciar la empresa estatal y luego privatizarla.

En esa línea, el viernes realizaron una movilización para mostrar su estado de alerta y reclamar fondos para continuar con la producción.

Ante estas denuncias, el gremio ATE Ensenada expresó el domingo a través de su cuenta de Twitter: "En #AstilleroRioSantiago hace años que pedimos inversión, salimos a la calle por trabajo. El gobierno compra buques en Francia cuando los puede hacer en Argentina por la mitad del precio, buques rechazados en 5 países incluyendo Francia".

Además, los trabajadores encabezaron una campaña en las redes sociales con el hashtag #PPTLanataElArsNoSeToca

Fuente: Clarín