15/06/18

Moyano alertó que “lo peor está por venir” y anunció nuevo paro de tres días

El líder sindical arrancó el plan de lucha que continuará el lunes 25 con el paro general de la CGT. El Ministerio de Trabajo anticipó que aplicará multas millonarias al gremio


Se tomó su tiempo a la espera de la definición de la media sanción de Diputados al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. Y minutos después de los festejos verdes frente al Congreso, Hugo Moyano celebró junto a los afiliados de su gremio la contundente huelga que cumplió ayer Camioneros en reclamo de un incremento salarial del 27%. A esa altura, cerca del mediodía y con un dólar incontenible que rozaba los $ 28, el líder sindical fue a fondo con su advertencia: Lo peor está por venir, enfatizó para, acto seguido, anunciar una nueva huelga de tres días que su gremio concretará el 25 (junto a la CGT), 26 y 27 de junio. A este Gobierno ya no le cree nadie, aseguró un enfervorizado Moyano, al tiempo que denunció que el acuerdo sellado por la administración macrista con el Fondo Monetario Internacional (FMI) traerá más desocupación y necesidades.

La protesta moyanista paralizó ayer por completo la actividad del transporte de cargas y puso en marcha la escalada de conflictividad que se profundizará durante las próximas semanas con el paro general de la CGT como punto culminante. La falta de avances en la negociación salarial del sector llevó ayer al jefe camionero a anticipar una nueva protesta, esta vez de 48 horas, para el 26 y 27 de junio que, sumada a la huelga de la central obrera, provocará un parate de 3 días consecutivos en actividades sensibles como el transporte de combustibles, caudales o alimentos y la recolección de residuos de las principales ciudades y municipios.

Frente a la amenaza gremial, que también repitió el número dos de Camioneros, Pablo Moyano, las autoridades del Ministerio de Trabajo anunciaron que se aplicarán multas millonarias al sindicato por la violación de la conciliación obligatoria que rige en el conflicto con la cámara empresaria sectorial (Fadeeac) desde la semana pasada. Según señalaron desde la cartera laboral que encabeza Jorge Triaca, la actitud del sindicato puede tener como consecuencia multas de entre el cincuenta por ciento (50%) y el dos mil por ciento (2000%) del valor mensual del Salario Mínimo, Vital y Móvil por cada trabajador afectado, según lo establece la ley 25.212.

Además, en Trabajo anticiparon la inminente publicación de un dictamen por el cual se prohibiría al gremio de Moyano otorgar a las empresas del transporte de cargas certificados de deudas de aportes patronales, una práctica habitual actualmente en el sector.

Pese a las represalias del oficialismo, Pablo Moyano repitió por la tarde sus amenaza de nuevas protestas en el marco de una manifestación a Plaza de Mayo que compartió con las dos CTA, los gremios docentes nucleados en la Ctera, sindicatos de la Corriente Sindical y organizaciones sociales. Nada ni nadie va a tratar de quebrar esta alianza y vamos a seguir con estas marchas que abogan por el interés de los trabajadores, remarcó.

En la previa, su padre había reclamado a todas las organizaciones sindicales estar todas juntas y ponerle fin al diálogo con el Gobierno. Hay una pre sión muy grande porque la gente no puede seguir así y todo trabajador quiere que se haga algo, lanzó.

Fuente: El Cronista