29/06/18

Marcha atrás de Macri en su política energética inquieta a los inversores

Los intentos del gobierno por controlar la creciente inflación y la reciente devaluación del peso corren el riesgo de frenar el desarrollo de Vaca Muerta


La administración puso tope al precio al que se vende el crudo argentino a las refinerías El derrumbe del peso argentino y los esfuerzos del gobierno por contener la creciente inflación

están causando ansiedad dentro de las compañías que están desarrollando Vaca Muerta, uno de los depósitos de gas y petróleo shale más grandes del mundo.

Entre las medidas apuntadas a liberalizar los mercados de Energía de Argentina, el presidente Mauricio Macri redujo gradualmente los subsidios a los consumidores y aumentó las tarifas de servicios públicos. Los precios locales del petróleo subieron y a fines del año pasado convergieron con los del crudo internacional, lo que brindó un estímulo importante a las compañías de Vaca Muerta, el mayor atractivo de inversión de Argentina.

Pero el gobierno ahora le puso un tope al precio al que las compañías productoras de crudo en Argentina pueden vender a las refinerías, junto con el precio del combustible en las estaciones de servicio, para proteger a los consumidores del alza de los precios del petróleo mundiales y evitar que suba aún más la inflación.

Las compañías ahora deben vender a precios considerablemente por debajo del nivel internacional, que el jueves superaba los u$s 77 el barril para el crudo Brent, la referencia global. Eso, al igual que la devaluación del peso, está golpeando la rentabilidad y forzando a las empresas a reconsiderar sus planes en Vaca Muerta.

"De repente, de avanzar en la dirección correcta, parece que el país estuviera dando un paso atrás", dijo Anuj Sharma, CEO de Phoenix Global Resources, una compañía petrolera mediana que invierte en Vaca Muerta. "Si hay algo que odian los mercados, es la incertidumbre. Hace que sea muy difícil planificar", comentó. También sostuvo que es complicado planificar a más de tres o cinco meses.

Hace tan solo cuatro meses, la petrolera estatal YPF calculó que el precio de equilibrio que tiene que tener el petróleo para que los pozos de Vaca Muerta sean económicamente viables era cercano a u$s 80 el barril. Wood Mackenzie, la consultora de energía, ahora estima que el precio de equilibrio es de u$s 56 el barril. Después de que el primer pozo empezó a producir comercialmente en 2003, Vaca Muerta ahora está produciendo 120.000 barriles diarios, cifra que equivale a más de 10% de la producción nacional.

"Hace sólo 5 años Vaca Muerta era un sueño. Ahora está empezando a convertirse en una realidad. Es un punto de inflexión donde uno puede realmente hacer dinero perforando", dijo un alto ejecutivo cuya compañía invierte en Vaca Muerta.

"Uno puede afirmar que a un precio entreu$s 67 y u$s 68 el barril uno puede hacer más que el precio de equilibrio, pero uno no está obligado a perforar en Vaca Muerta. En otros lugares, uno obtiene 75 o aún más si los precios del petróleo suben. Si no hay ninguna visibilidad de precio, es muy difícil desplegar miles de millones en Vaca Muerta".

Ahora que Javier Iguacel ha reemplazado a Juan José Aranguren como ministro de energía desde la semana pasada, los planes del gobierno siguen sin ser claros. Aranguren, un ex CEO de Royal Dutch Shell, fue muy aplaudido por el sector privado por haber elevado las tarifas que pagan los consumidores por la electricidad y el gas natural, lo que le permitió al gobierno disminuir los subsidios en un esfuerzo por contener el déficit fiscal. Pero el ejecutivo es impopular entre los votantes.

La manera en que procederá Iguacel, ingeniero en petróleo que también se ha desempeñado laboralmente en el sector privado, va a depender del precario escenario político en el que actúa Macri, que buscará la reelección el año próximo.

Las subas de tarifas y el rescate financiero por u$s 50.000 millones acordado con el Fondo Monetario Internacional en respuesta a la crisis cambiaria fue uno de los principales motivos por los cuales los sindicatos este lunes hicieron su tercera huelga nacional desde que Macri asumió como presidente.

El congelamiento de los precios en las estaciones de servicio podría servir de alguna manera para mantener contentos a los votantes, incluso cuando es debatible el impacto que podría tener en la inflación, que actualmente supera el 25% anual.

Sin embargo, a las compañías internacionales no les gusta financiar el programa de reforma económica "gradualista" de Macri, que tiene como objetivo amortiguar el impacto de la austeridad sobre los argentinos de menor poder adquisitivo.

"Si los precios siguieran desacoplados, el efecto sería negativo. Sin duda, la inversión caería, la producción también y tendríamos que importar más," dijo Daniel Gerold, consultor del sector energético en Buenos Aires. "Si queda claro que los precios no siguen reglas claras o que no se respeta la ley, las inversiones no van a venir".

Sin embargo, los analistas se muestran mayormente optimistas en cuanto a Vaca Muerta, donde los costos en los últimos años han bajado en gran medida y la producción se incrementó fuertemente. Argentina podría incluso tener exceso de oferta de gas natural este verano, cuando baja la demanda, comentó Amanda Kupchella, analista de Wood Mackenzie.

"Hay muchas cosas que simplemente vienen adosadas a la Argentina como los controles de precios, el accionar de los sindicatos y así. Esas son cosas que los operadores están acostumbrados a enfrentar", dijo Kupchella. "La productividad en Vaca Muerta es tan buena que no parece estar ahuyentado a los inversores. Los pozos solo parecen mejorar y mejorar".

Alejandro Bulgheroni, presidente de Pan American Energy Group, espera que en dos a tres años perforar pozos en Vaca Muerta sea tan barato como en Estados Unidos.

"Esperemos que esto se resuelva y que volvamos a los precios internacionales", dijo Bulgheroni. Si bien es un "momento difícil", reconoció que con este gobierno las negociaciones siempre terminaron en acuerdos mutuos, sin imposiciones. "Hemos pasado por tiempos mucho peores", concluyó. Fuente: Cronista