05/06/18

El plan tijeras de Dujovne: recortes adicionales por 10.000 millones de pesos

El ministro coordinador revisa el rol de entes descentralizados. Bajará a la mitad el gasto en consultoras de $ 15.000 millones. El extraño rol de las concesionarias de autos.


Dujovne e Ibarra el último viernes al anunciar un ahorro de 20.000 millones de pesos al año. Foto Diego Díaz.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, oficializó el viernes pasado, junto al titular de Modernización, Andrés Ibarra, que intentará bajar el gasto estatal vinculado a “los privilegios del sector público”, en alrededor de 20 mil millones de pesos. Clarín está en condiciones de informar, en base a fuentes calificadas que trabajan en estos temas, que la Casa Rosada divulgará, frente a la inminencia del acuerdo con el FMI, y sobre todo a la espera de una negociación que se abrirá con los gobernadores de las provincias para persuadirlos de que ayuden al oficialismo a votar un Presupuesto Nacional para el 2019 con más recortes en varios ítems y organismos, una “poda” a los fondos del Poder Ejecutivo que será mayor.

A los 20 mil millones ya anunciados, se pusieron bajo análisis de Hacienda otra cifra que podría equiparar al achique ya propuesto: 10 mil millones más. El plan está bajo implementación secreta de Dujovne pero funcionarios del Gabinete dejaron trascender detalles a este diario. Por ejemplo, en Hacienda se analiza cómo están funcionando las empresas o institutos descentralizadas del Estado. Son muchísimas. Por ejemplo, el Teatro Cervantes, la Biblioteca Nacional, el Observatorio Nacional del Deporte; el Instituto Nacional Juan Perón; y otros más conocidos y de trascendencia indudable como la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Conea); el Instituto Nacional de Tecnología Industrial; el Servicio Meteorológico Nacional; o Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

Aunque ya existe un achique en algunos de estos organismos, se los mencionó al azar para dar una idea de las características y la diversificación de esos entes. La enumeración no significa que los organismos mencionados sufrirán un recorte presupuestario. Las fuentes vinculadas al “Plan Tijeras” consideran que, en un principio, ya se habría determinado que con $ 4 mil millones menos de presupuesto los organismos descentralizados podrían funcionar igual a como lo están haciendo ahora.

A esos $ 4 mil millones que ya quedaría fuera del gasto de los impuestos que entran al Tesoro Nacional, se le sumaría otros $15 millones que se revisarán y se buscarán cortar: esa plata es la que desembolsa hoy el Gobierno en contratos con consultorías a las que se les pidió que realicen diferentes estudios en varios ministerios, secretarías de Estado, y más dependencias públicas. ¿Se cortarán todos esos contratos? En el equipo que lidera Dujovne aseguran que no, pero sí que es posible revisar todo lo hecho al respecto, sus resultados, y la suma más esperanzadora para Hacienda es bajar esos gastos a la mitad, es decir, a $7. 500 millones anuales destinados a contratar consultorías que hacen compañías externas al Estado. Siempre según fuentes oficiales, primero, del Gobierno para dar una señal de “austeridad” a los demás líderes que ocupan puestos públicos en otros poderes de la República, o que están al frente de provincias, se incluiría una gran batalla que Dujovne está dispuesto a dar con el apoyo del presidente Mauricio Macri.

Es la que incluye a los entes de cooperación del Estado, es decir, entes que tienen sus propios presupuestos pero que trabajan en convivencia total con el Estado, y que terminan hasta financiando sueldos de ministerios. Un caso emblemático que efectivamente está bajo análisis del ministerio de Hacienda es el de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), que tiene potestad, de modo oficial y legal, sobre el control de la Dirección Nacional de Registros de Propiedad del Automotor y Créditos Prendarios. Es decir, maneja los Registros del Automotor, donde los compradores y vendedores de autos deben hacer los trámites para concretar esas operaciones, que tienen un costo para ellos.

Es ACARA quien, como ente cooperador del Estado, un número millonario de pesos al Ministerio de Justicia, que utiliza ese dinero para pagarle el sueldo a parte de sus empleados.

Eso significa que el Ministerio de Justicia se financia con plata que recibe de forma unilateral un organismo “extra” estatal como ACARA, pero que tiene un vínculo formal con el Gobierno y hasta lo financia, a escala, pero de una manera que en el Gobierno están revisando. El Estado del Estado sigue dando sorpresas.

Fuente: Clarín