27/06/18

EE.UU. exigió que nadie comercie con Irán y aumentó el petróleo

Aunque la OPEP dijo que en julio subirá la producción en un millón de barriles diarios, el precio trepó en las bolsas por temor a escasez y sanciones norteamericanas


Las sanciones prometidas por Trump a quienes comercien con Irán impactaron en las bolsas

El petróleo subió ayer más de 2% luego de que EE.UU. le exigió a todo el mundo dejar de comprar petróleo iraní, para lo que puso como último plazo el 4 de noviembre, tras lo cual aplicará sanciones sin excepción.

Esto desató temores de que se reduzca la oferta de crudo en los mercados, pese a que un alto funcionario aseguró que la administración estadounidense está trabajando para que esta medida no afecte a la producción petrolífera global, y aunque la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunció el sábado pasado que a partir de julio elevará la producción petrolera en cerca de un millón de barriles de petróleo por día (bpd).

De todas maneras, julio es un mes de consumo elevado y aún no está claro cuáles serán los niveles de la oferta, junto con la expectativa ante los próximos datos oficiales sobre las reservas estadounidenses, los problemas de producción en Canadá y la incertidumbre en torno a las exportaciones de Libia. Ayer, en Nueva York el barril de WTI para agosto ganó 3,06% y cerró en u$s 70,53 mientras en Londres el Brent subió 2,11% y quedó en u$s 76,31.

"En general, las compañías están respetando (la orden de) no hacer negocios con Irán", dijo el funcionario en Washington, que ya se reunió con representantes europeos para ultimar los detalles relativos a la aplicación de estas sanciones, y que hará lo propio en las próximas semanas con los principales socios estadounidenses en Asia.

El pasado 8 de mayo, tras abandonar el acuerdo nuclear con Irán, el gobierno de Donald Trump anunció que volvería a imponer sanciones contra el país persa y quienes comercien con el mismo. Se dio un plazo de 180 días -hasta el 4 de noviembre- para reanudar las restricciones a la compra de petróleo procedentes de Teherán, y a operaciones con puertos y empresas marítimas iraníes.

En tanto, y luego de que la OPEP acordara con Rusia y otros aliados elevar la producción petrolera a partir de julio en alrededor de un millón de bpd, ayer trascendió que Riad bombearía hasta 11 millones de bpd en el séptimo mes, el mayor volumen de su historia, sobre los 10,8 millones de bpd de junio.

Por otra parte, el gobierno en Washington está completando un estudio sobre el aumento de los aranceles a la importación de automóviles de la Unión Europea (UE) y Trump sugirió que tomará medidas pronto. "Estamos terminando nuestro estudio de los Aranceles a los automóviles de la UE, que se han aprovechado de Estados Unidos en forma de Aranceles y Barreras comerciales. Al final todo se igualará, íy no tomará mucho tiempo!", tuiteó el presidente.

En la actualidad, EE.UU. impone un arancel del 2,5% a los autos de pasajeros importados de la UE y del 25% a las camionetas pickup. El bloque impone un arancel del 10% a los coches importados de EE.UU.

El viernes pasado, Trump amenazó con un arancel de 20% a todos los autos ensamblados en la UE que ingresen a EE.UU., un mes después de que su gobierno lanzó una investigación -que prevén concluir hasta agosto- para determinar si estas importaciones constituyen una amenaza para la seguridad nacional. Trump criticó muchas veces las importaciones germanas de autos a EE.UU. y en mayo les dijo a las automotrices que planea imponer aranceles del 20 o 25% a algunos vehículos importados.

Fuente: El Cronista