22/06/18

Con el alza del dólar aumenta 40% el precio de los coches para colectivos

Las líneas deben cambiar 1.900 unidades anuales. Pero les venden cada coche un 40% más caros que en 2017. Eso retrasa el cambio de flota.


Cada año, salen de circulación cerca de 1.900 colectivos que circulan en Buenos Aires y el conurbano. Es porque ya tienen 10 años de antigüedad y una de las condiciones del ministerio de Transporte para otorgar subsidios es que la flota se mantenga moderna. Sin embargo, los dueños de las empresas de colectivos se encontraron con una sorpresa a la hora de comprar nuevas unidades: son 40% más caras que hace un año y esa cotización fue hecha con un dólar a $ 25, por lo que también es probable que haya quedado atrasada.

Las líneas de colectivos tienen la obligación de renovar los coches que tienen una década de antigüedad. Pueden pedir una prórroga por 6 meses, pero no mucho más. En ese sentido, entre los dueños de empresas de colectivos hubo sorpresas cuando quisieron empezar a planificar los precios de coches nuevos: una unidad cero kilómetro pasó de un precio de $ 2,57 millones en mayo a $ 3,56 millones en junio. Eso implica que el importe es un 38% más caro. Eso si, el fabricante que iba a vender ese coche especificó que el "tipo de cambio" era de $ 24,96 (el vigente al día que se pidió la cotización).

Se estima que hay 19.700 colectivos en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, que realizan 10 millones de viajes diarios. Es el medio de transporte más usado, lejos de los trenes y subte.

Desde hace rato que el sector colectivero viene rumiando -a veces a través de carteles en las unidades- su enojo con el Gobierno. Dicen que la gestión de Guillermo Dietrich cumple con el pago de subsidios por pasajeros y gasoil, pero que desatiende otros asuntos, como la renovación de flota y un diferimiento del IVA. Dietrich les responde que el Gobierno reconoce una rentabilidad de 8% para el sector y que los empresarios quieren un margen superior, y por eso se quejan.

El sistema metropolitano de transporte de pasajeros en colectivos (incluye Buenos Aires y el conurbano) cuesta alrededor de $ 72.000 millones anuales, según calculan en las líneas de colectivos. Según el ministerio de Transporte, ese costo es inferior y orilla los $ 63.000 millones. El Estado otorga subsidios por $ 36.000 millones anuales. Las empresas recaudan por lo que pagan los pasajeros.

Las carrocerías para los colectivos se traen desde Brasil y por eso el costo se refleja en dólares. Casi el 80% de lo que está en una unidad es extranjero. Las mayores fabricantes son Metalpar, Mercedes Benz, Agrale y La Favorita. Smata -el gremio de los trabajadores automotores- denunció que hubo suspensiones en la primera de esas firmas.

Si con el dólar a $ 25 la renovación de flota se tornaba complicada -según los empresarios del transporte-, un tipo de cambio cercano a los $ 28 lo tornaría aún más complicado.

"A menos que el Gobierno disponga un reconocimiento por los mayores costos, la renovación de flota es casi imposible. Le tendremos que pedir al ministerio de Transporte que nos permita circular con coches más viejos, porque los nuevos son impagables", dicen dos ejecutivos del sector, que piden no identificarse por temor a enojar al Poder Ejecutivo.

Aunque el Gobierno aumentó el valor de los boletos de colectivos (pasaron de $ 6 a $ 10 a través de tres retoques), en el sector dicen que terminan percibiendo alrededor de $ 7,50 por pasajero, ya que deben descontar tarifas sociales (jubilados) y otros beneficiarios que poseen rebajas especiales.

Pese a las subas, el boleto de colectivo de Buenos Aires sigue estando entre los más baratos del país. En San Miguel de Tucumán, sale $ 12,50 y en Rosario, $ 14,80. Córdoba lo cobra $ 17,22 y Neuquén encabeza el ranking nacional, con $ 18,07 por desplazamiento.

Fuente: Clarín