09/05/18

Prevén que la Argentina ocupará el segundo puesto regional en energía eólica en dos años

La Argentina figura entre los “mercados clave” para la energía eólica, con un enorme potencial, y si bien “pasará algún tiempo hasta que esté en posición de desafiar a Brasil por el liderazgo de la región, debería estar firmemente en el 2° puesto en Sudamérica antes de 2020″, destacó el informe anual del Global Wind Energy Council (GWEC).


El estudio, difundido en Bélgica, destacó las promisorias perspectivas locales en esta materia, y ubicó al país junto a Rusia, Arabia Saudita y Vietnam entre los que podrían comenzar a desempeñar un “papel dominante” en la industria hacia 2030.

Según el GWEC, que agrupa a un centenar de empresas y asociaciones del sector, China es hoy el líder mundial en energía eólica, con más del doble de la potencia instalada en el segundo mercado, el de Estados Unidos, seguidos de Alemania, Reino Unido y la India.

El estudio agregó que a comienzos de esta década surgieron nuevos mercados en Brasil, México y Sudáfrica, así como en Egipto, Marruecos, Chile, y una serie de países más pequeños en Europa, principalmente Turquía y Polonia. ”Hoy tenemos operaciones comerciales de viento en más de 90 países, nueve de ellos con más de 10.000 Mw y 30 con más de 1.000 Mw en Europa, Asia, América del Norte, Latinoamérica y Africa”, precisa el GWEC.

En referencia a la Argentina, destaca su “fantástica riqueza natural”, con un “extraordinario potencial de energía renovable”.

El país tiene “suficiente potencial de energía eólica para abastecer todas las necesidades de electricidad de América Latina varias veces”, por lo cual “los desarrolladores han mirado con avidez hacia las Pampas barridas por el viento en el sur del país”, sostiene el informe.

El GWEC considera que desde fines de 2016 “la Argentina parece haber hecho casi todo bien” y a partir de la legislación aprobada se desarrolló “un marco propicio para el logro de los objetivos de electricidad renovable del 8% en 2017 y del 20% para 2025″.

“Las promesas del nuevo gobierno, el hecho de que el mercado energético argentino es el segundo después de Brasil en Sudamérica y el enorme potencial eólico (y solar) del país convencieron a los inversionistas para que asumieran el riesgo”, relató el informe.

Tras reseñar los resultados del programa RenovAr, el GWEC recordó que habrá otra licitación programada para más adelante en 2018, mientras dos fabricantes internacionales de equipos anunciaron planes para establecerse en el país.

Por lo pronto, la potencia eólica instalada durante 2017 en la Argentina fue de apenas 24 Mw, con lo que ya totalizan 228, lo que le vale al país ocupar el séptimo lugar regional detrás de Brasil (12.763 Mw); Chile (1.540); Uruguay (1.505); Costa Rica (378); Panamá (270); y Perú (243 Mw).

El GWEC afirma que, más allá de las malas experiencias del pasado, “la confianza está creciendo” y la reciente introducción de regulaciones que permiten acuerdos de compra de energía privada “agrega otro tramo para que la industria se levante”. ”Las elecciones de 2019 serán cruciales para el futuro del programa, pero salvo sorpresas imprevistas, el sector eólico se ve muy positivo en el futuro, con un mercado de al menos 1 Gw por año”, proyecta el estudio.

“Con el éxito del programa RenovAr hasta la fecha -añade- el objetivo 2025 se cumplirá y tal vez se excederá, y en algún momento, en un futuro no muy lejano, el gobierno tendrá que ajustar los objetivos al alza”. No obstante, para eso las autoridades deberán “atraer una inversión sustancial en infraestructura de transmisión”, concluye el Global Wind Energy Council.

Fuente: Inversor Energético