30/05/18

Para bajar costos a privados, desregulan el transporte ferroviario de cargas

Lo anunció Dietrich. Significa poner en marcha el modelo de open access, que permite a operadores independientes armen sus formaciones y usen las vías pagando peajes


El Gobierno ayer la puesta en marcha del sistema de Open Access para los trenes de carga, que busca reducir los costos logísticos del transporte en la cadena productiva y el desarrollo de las economías regionales.

La decisión del Gobierno significa que la red ferroviaria será de acceso abierto a más operadores, deregularizando el sistema actual en el que por el modelo de concesiones que viene de los 90 el concesionario de cada ramal o línea tiene derecho exclusivo de uso.

"Con este cambio, se suben más operadores a las vías y se busca hacer más competitivo el sistema", explicaron a El Cronista desde el Ministerio de Transporte.

El cambio de modelo era pedido por el sector cerealero, en especial por la Bolsa de Cereales de Rosario (BCR), quien a través de su presidente Alberto Padoán, ya había reclamado esta modificación al ministro de Agroindustria, Luis Etchevere.

Dietrich fue ayer hasta la entidad rosarina para anunciar el cambio en el sistema. El modelo Open Access permite que operadores privados independientes armen sus propias formaciones y usen los rieles pagando un peaje al concesionario.

A la vez, el ministro adelantó una inversión total de u$s 8800 millones en el sistema ferroviario de cargas, para la renovación de 9850 kilómetros de vías, lo que generará 70.000 empleos directos, según dijo Dietrich.

En el nuevo esquema de negocio de acceso abierto para trenes de carga ya mostraron interés en jugar como "operadores independientes" la empresa Ledesma, la Sociedad Rural y la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa).

La modificación también buscará reducir los costos del transporte de granos al polo portuario y oleaginoso rosarino. Es que en la actualidad el 80% de la producción agrícola que llega del norte del país lo hace en camión, por lo que pasar buena parte de esa carga a los trenes significaría un ahorro para el sector agroexportador.

"Desde la BCR, venimos apuntando hace mucho tiempo la implementación del Open Access. Estamos muy conformes. Creemos que es la manera de mejorar la competitividad de los sectores productivos primarios, agropecuarios y agroindustriales, que están alejados de la zona de los puertos, como los del NOA", remarcó Padoán.

Dietrich enfatizó que esta decisión del presidente Mauricio Macri "va a cambiar profundamente la estructura productiva del país, generando oportunidades infinitas e impensables para cientos de miles de productores y fabricantes de bienes en distintos lugares del país".

Con el nuevo sistema de operación más las inversiones, se proyecta quintuplicar el potencial de carga del sistema ferroviario para 2031, dijeron desde Transporte.

Y explicaron que en 2015, en uno de sus puntos históricos más bajos, el tren de cargas transportó 18,4 millones de toneladas, y en los próximos años se proyecta llevar la capacidad del sistema a 97,9 millones de toneladas.

El cálculo contempla incrementar no sólo el volumen de cargas, sino también la variedad de productos a transportar, para sectores como la agroindustria, la construcción, productos con origen y destino en el megayacimiento petrolífero Vaca Muerta, y otras mercaderías en general.

Desde la cartera que comanda Dietrich remarcaron que el sistema de acceso abierto fue implementado de manera exitosa en Australia, Alemania y el Reino Unido, entre otros países y que permitió elevar la participación del ferrocarril en el volumen total de cargas transportada en 5% en los primeras dos naciones y en un 4% en Gran Bretaña. Al mismo tiempo que crecía el volumen transportado por tren, las tarifas del servicio cayeron en 36%, 13% y 3% en cada uno de los tres países respectivamente, señalaron desde Transporte.

Fuente: El Cronista