30/05/18

Operadoras móviles rechazaron una orden judicial para bloquear el acceso a Uber por los celulares

Uber sigue funcionando pese a las controversias


La Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) y la GSMA, dos organizaciones internacionales que representan a los operadores móviles, expresaron ayer en un comunicado su "preocupación" por el pedido de bloquear el acceso al aplicativo Uber. Se trata de una medida cautelar tomada por la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad, fechada en diciembre, pero que fue formalmente comunicada al Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) la semana pasada.

La resolución fue firmada por los jueces Fernando Bosch y Marcela De Langhe, de la Sala II de la Cámara de Apelaciones porteña, haciendo lugar a un pedido del fiscal de Cámara Martín Lapadú. Nunca entró en vigencia porque fue apelada por la empresa, y además confiaron fuentes del Enacom, es de difícil aplicación técnica ya que no se puede hacer un bloqueo local de un dominio de internet que está alojado en otro país y tiene alcance global.

No se trató del primer pedido de bloqueo al aplicativo para contratar autos con chofer. Ya en abril de 2016, la jueza porteña Claudia Alvaro le había ordenado al Enacom bloquear la página Web de Uber y su aplicación. Pero desde el organismo habían respondido que no contaban con las herramientas ni las facultades legales para hacerlo y que la Justicia debía intimar directamente a los prestadores de Internet para que bloquearan el acceso a la plataforma.

En el comunicado emitido ayer, las entidades empresarias solicitaron a las autoridades judiciales y al ente regulador "dejar sin efecto este nuevo requerimiento y considerar otras vías para dar cumplimiento a la normativa vigente en el ámbito del transporte de pasajeros". En el documento expresaron que "el bloqueo de contenidos y servicios de internet constituye una medida extrema con potenciales efectos nocivos sobre la integridad y seguridad de la red, que sitúa a las operadoras móviles en un rol que no les corresponde".

Además, consideraron que "el bloqueo no resuelve el problema ya que no elimina el contenido de Internet ni detiene la actividad ilegal. Tan sólo supone un falso muro frente al contenido e implica un riesgo para los usuarios (que intenten evadir el bloqueo), favoreciendo la clandestinidad de los servicios".

Otro de los cuestionamientos tiene que ver con la jurisdicción del Poder Judicial de la Ciudad Autónoma, que no estaría habilitado para dictaminar en cuestiones de Comunicaciones e Internet, que son materia federal.

"Las tensiones derivadas de los nuevos modelos de negocios y la prestación de servicios a través de Internet deben ser abordadas a través de mecanismos idóneos, teniendo en cuenta el interés público", señalaron las entidades empresarias, destacando que están dispuestas a "un diálogo multisectorial que permita actualizar las normativas y darles cumplimiento".

En tanto, voceros de Uber Argentina señalaron que esta resolución "anula la libertad de expresión en internet y desoye las recomendaciones del relator para la Libertad de Expresión de la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), quien sostuvo que el bloqueo al aplicativo es ilegal y violatorio de los derechos humanos. Es una señal confusa intentar bloquear un sitio web usado por más de 100 millones de personas en 70 países, cuando Argentina dice estar en un proceso de reinserción internacional".

Además, destacaron que "Uber está comprometido con la Argentina en la búsqueda de soluciones de movilidad seguras y confiables, y en la defensa de sus cerca de dos millones de usuarios y 35 mil choferes que generan ingresos gracias a este aplicativo".

Fuente: El Cronista