23/05/18

Nicolás Dujovne les pidió a los ministros propuestas de cómo recortar gastos

Solicitó una "lista de prioridades" y que evalúen qué erogaciones se pueden bajar para presentar en 15 días. También pidió medidas "ejemplificadoras" de austeridad.


La primera reunión con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, como coordinador del resto de los funcionarios "económicos".

En buen tono, porque es consciente que no dejan de ser sus pares, Nicolás Dujovne se probó el traje de coordinador del Gabinete económico y les pidió al resto de los ministros que hagan una "lista de prioridades" y, a partir de ahí, que evalúen qué gastos se pueden recortar en sus ministerios.

Acompañado por las principales espadas de su equipo, los secretarios Rodrigo Pena (Hacienda) y Sebastián Galiani (Política Económica) y el coordinador general Guido Sandleris; Dujovne les recordó a los ministros que se necesita "avanzar más en el camino de la austeridad" y les encomendó ver de qué manera pueden contribuir en sus áreas. Por eso, los convocó a llevar, en 15 días, "propuestas" para profundizar en la reducción del déficit fiscal.

Hay distintas opciones que se barajan para achicar el rojo, entre ellas, sobre la suerte de las retenciones a la soja que actualmente tienen un esquema de reducción gradual. Aún no hay nada definido.

Como anticipó Clarín la semana pasada, también se analiza dar curso a uno de los reclamos que dejaron los gobernadores: que tanto Ciudad como la Provincia de Buenos Aires se hagan cargo del control de los servicios públicos de luz (Edenor y Edesur) y de agua (AySA).

Uno de los mandatarios, incluso, le dejó una idea más audaz en términos políticos, que por ahora no tiene mucha fuerza en Nación: que cada distrito se haga cargo de parte de los planes sociales. No es inocente la iniciativa. En el área metropolitana se concentra cerca del 70% de los programas que maneja Desarrollo Social.

Otro de los ejes que planteó Dujovne fue que cada ministro plantee propuestas para desde su ministerio ayudar a "robustecer el crecimiento de la Argentina", teniendo en cuenta que este año por la sequía y por la volatilidad se va a crecer menos de lo esperado, tal como en público admitieron desde el Gobierno.

Para Dujovne, los ministros no se pueden quedar sólo en el análisis de recorte del Presupuesto: les pidió "medidas ejemplificadoras" de austeridad puertas adentro de sus ministerios. "Que se demuestre que el primero de todos en hacer un esfuerzo es el Gobierno", fue la explicación que se dio en Hacienda.

En este sentido, en Jefatura de Gabinete no ocultaron el malestar hacia un ministro que en las últimas semanas, en plena época de recortes, pidió el recambio de la mayoría de automóviles de la flota ministerial.

A sus pares, Dujovne también les oficializó que será quien coordinará, junto al Banco Central, la política monetaria y la política fiscal para bajar la inflación. A propósito de esto, no estuvo -ni estará- en esa mesa el titular del BCRA Federico Sturzenegger. "Como gesto de que trabaja con absoluta independencia", precisaron fuentes oficiales.

Con todo, la imagen que difundió Presidencia hizo rememorar a postales de décadas pasadas, donde el ministro de Economía acaparaba buena parte de las áreas del Gabinete. Es que en el Salón Scalabrini Ortiz del Palacio de Hacienda, Dujovne reunió a siete ministros: Juan José Aranguren (Energía), Francisco Cabrera (Producción), Luis Caputo (Finanzas), Jorge Triaca (Trabajo), Andrés Ibarra (Modernización), Luis Miguel Etchevehere (Agroindustria) y Rogelio Frigerio (Interior). Este último en su condición de flamante coordinador político y debido a que será quien deberá negociar con las provincias por dónde pasará la podadora. Dujovne estuvo acompañado además por los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui,

Estuvieron ausentes Guillermo Dietrich (Transporte), quien participa de un Foro Internacional en Alemania, y envió a uno de sus asesores de confianza, Andrés Gartner; y tampoco pasó Gustavo Santos: en su lugar fue Sebastián Slobayen, secretario de Coordinación e Inversiones Turísticas.

Lejos de sentir las presencias de Quintana y Lopetegui como una intervención, en Hacienda aseguraron que fue el propio Dujovne quien los convocó.

No obstante, como casi todo lo que ocurre en el Gobierno, eso no se hubiera dado sin el aval del Presidente y del jefe de Gabinete Marcos Peña. En ese sentido, el respaldo a los vicejefes implica un fuerte mensaje en el reacomodamiento interno del Gobierno y confirman lo que, como publicó este lunes Clarín, advertían desde el peñismo: que Dujovne tendrá que seguir reportando a Jefatura de Gabinete y, en consecuencia, a los dos lugartenientes de Peña.

Hay quienes creen que esto se acentuará aún más luego de que se concrete el acuerdo con el FMI, cuando Argentina tenga garantizado el financiamiento.

"Igual el que va a bajar el martillo en los temas económicos es Nicolás", ratificaron cerca del empoderado Dujovne.

Fuente: Clarín