10/05/18

Firmas chinas, malayas y noruegas se anotan para buscar petróleo en el mar

El desarrollo off shore ya es realidad en la Cuenca Austral, al sur del país, a través de yacimientos de Total y Enap


Un grupo de petroleras internacionales que incluyen a la noruega Statoil, la estadounidense Anadarko Petroleum, la china CNOOC y la malaya Petronas han mostrado interés en la licitación para exploración y producción de bloques offshore que se realizará en Argentina este año, dijo ayer el ministro de Energía, Juan José Aranguren, en Houston, Estados Unidos.

Las tres cuencas en las que se buscarán hidrocarburos en el Mar Argentino cuentan con una superficie total a ser explotada de más de 225.000 kilómetros cuadrados, con bloques específicos dentro de esta superficie que serán licitados. La cuenca de mayor tamaño es la Cuenca Argentina Norte, de 130.000 kilómetros, seguida por la Cuenca Malvinas Oeste, de 90.000 kilómetros cuadrados. La menor de todas es la Cuenca Austral Norte, con una extensión de 5000 kilómetros cuadrados, y tanto la Austral como la Malvinas están en el sur del país, mientras que la Argentina Norte se extiende desde el sur de Buenos Aires hasta el límite con Uruguay.

La Cuenca Austral tiene un gran potencial en gas, que ya disfrutan empresas como la francesa Total, con su producción en Tierra del Fuego, y la chilena Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) en el Estrecho de Magallanes, junto a la estatal argentina YPF.

Según consignan cables de la agencia de noticias Reuters, las multinacionales Exxon y Chevron también estarían interesadas en la licitación que se lanzaría en julio.

Aranguren reveló además que ya contempla convocar a una segunda ronda para mediados de 2019 para avanzar con la prospectiva de eventuales yacimientos hidrocarburíferos en aguas profundas.

La exploración de petróleo y gas, excepto Vaca Muerta, viene en crisis en los últimos años en Argentina. Eso explica que las reservas vengan cayendo desde hace por lo menos una década, mientras que la producción de petróleo registra descensos desde su récord de 1998 y la de gas apenas se empezó a recuperar en los últimos cinco años, a partir de la estatización de YPF y el pago a la española Repsol, antigua dueña.

Fuente: El Cronista