18/05/18

Evalúan un plan para que Provincia y Ciudad paguen subsidios a la luz

Así el Gobierno podría bajar los fondos que envía a esos distritos. Es uno de los reclamos de los gobernadores del PJ.


La gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

El Gobierno parece haber tomado nota del mensaje de los gobernadores y de un sector de la oposición y busca mostrar que no esquivará ningún tema en ese gran acuerdo nacional que pretende alcanzar el Presidente para achicar el déficit fiscal. Incluso cuando eso implique afectar las arcas de dos distritos macristas. Y hasta está dispuesto a discutir los subsidios que Nación gira a Provincia y Ciudad en concepto de luz y agua, dos viejos reclamos de las provincias.

Así lo confirmaron a Clarín fuentes oficiales, que de todos modos negaron que la Casa Rosada tenga definido un plan concreto. “Estamos dispuestos a conversar. Es un pedido razonable. Pero hay que tener en cuenta que estamos hablando de la mitad de la población (que vive en el área). Y el tema debe ser abordado más allá de que hoy sean distritos gobernados por Cambiemos”, indicó una voz al tanto de la decisión.

Aunque el tema fue puesto nuevamente en agenda en el Senado, cuando Miguel Pichetto le reclamó al Gobierno que presente una propuesta alternativa “razonable” como condición para frenar el proyecto que limita el aumento de tarifas impulsado por la oposición, la postura oficial no persigue una salida coyuntural, sino a mediano plazo. “El costo del veto ya está asumido en parte. Esto apunta a buscar soluciones estructurales”, puntualizó una voz.

El reclamo de las provincias, según precisó Pichetto, es que se hagan cargo de los subsidios que Nación destina a AySA, Edenor y Edesur.

La decisión de abrir la discusión está. Lo que no está claro es cuál será la hoja de ruta.

En el caso de AySA, que también brinda servicio a usuarios de Ciudad y Provincia, la Nación tiene previsto invertir durante 2018 unos US$ 500 millones de dólares. Fuentes de la empresa estatal indicaron que esos fondos son para obras.

En cuanto a la luz, según el Presupuesto, el Estado nacional invertirá este año unos $108 mil millones en subsidios energéticos. En el caso del gas, incluido en ese concepto, el importe que pagan los usuarios se ha nivelado desde que asumió Macri.

Pero una buena parte de esa masa está enfocada en el área metropolitana, donde los usuarios pagan mucho menos de luz que en parte del país. En promedio, un 20 por ciento menos. Pero, en algunos casos, los porteños y bonaerenses llegan a pagar la mitad. “Como el Presidente ha convocado a un acuerdo para bajar el déficit, elaboramos una propuesta para que (los subsidios) de Edenor, Edesur y AySA se hagan cargo la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires, porque todo el Interior ha venido sosteniendo en los últimos años los subsidios pagando tarifa plena”, cuestionó Pichetto.

En Nación son conscientes de que no se trata de sumas que Ciudad y Provincia puedan absorber de forma inmediata.

En este contexto, podría implementarse un camino de gradualismo que permitiera a ambos distritos hacer una proyección. Tanto en Uspallata como en la gobernación coincidieron en que semejante decisión sería difícil de asimilar por sus arcas, pero remarcaron que están abiertos a negociar para encontrar soluciones y ayudar al Presidente a reducir el déficit.

Se trataría de una decisión emblemática. Más cuando el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora María Eugenia Vidal son parte clave de la flamante mesa política de Mauricio Macri, donde en definitiva se bajará el martillo a un eventual acuerdo con los mandatarios provinciales.

La queja histórica de los gobernadores desde que asumió el jefe de Estado fue el supuesto trato especial que reciben Ciudad y la Provincia.

La restitución del Fondo del Conurbano hecha por Nación a Buenos Aires fue avalada por las provincias en el pacto fiscal pero alimentó aún más el recelo. En consecuencia, los gobernadores quieren que ahora la exigencia a la Provincia sea mayor.

Por lo pronto, Macri se verá hoy con Larreta y Vidal, en una cumbre que mantendrá con los cinco mandatarios de distritos gobernados por Cambiemos. De allí acaso surja una estrategia común para negociar con los gobernadores opositores. La flamante mesa política, donde desde esta semana se cocinan todas las decisiones, se reunirá el lunes.

Fuente: Clarín