30/05/18

Creció la producción de derivados de petróleo y gas en el primer trimestre

Los productos del petróleo subieron 9% en 2018, en relación al mismo período de 2017, y los del gas 5,7%.


Aumenta la producción de derivados de petróleo

Durante el primer trimestre, hubo crecimiento en la producción de derivados de combustibles, gas y energía eléctrica, según un informe difundido por el Indec. El instituto elabora un índice (Indicador Sintético de Energía), que marca un crecimiento del 6% en el primer trimestre de este año en relación al mismo período de 2017.

Los derivados de petróleo fueron los que más crecieron durante este año. Registraron un incremento del 9%, en comparación con el primer trimestre de 2017. "Se presentaron alzas en gas licuado de petróleo, fueloil neto de centrales eléctricas, total de naftas, gasoil neto de centrales eléctricas y combustible para retropropulsión", según el Indec. En cambio, se verificaron descensos en diésel oil y kerosene.

El gas entregado -excluye el consumo de las centrales eléctricas- también subió un 5,7% en relación al primer trimestre de 2018. La generación eléctrica fue la que menos creció, con una suba de 1,5%.

"La mayoría de las empresas pertenecientes al sector gasífero estiman que en el segundo trimestre de 2018 la demanda interna aumentará", destaca el Indec como expectativa. "En materia de inversiones, los destinos serán aumentar la producción y aumentar la participación en el mercado interno".

El ministerio de Energía informó el lunes que se inauguraron las instalaciones de la central Vuelta de Obligado (en Santa Fe), con una potencia instalada de 800 megavatios. La obra comenzó en 2013 y estaba prevista para agosto de 2015. Requirió US$ 744 millones. Tiene capacidad para llegar a un millón de hogares.

También ingresó en operaciones el primer proyecto de la segunda ronda de Renovar. Se trata de una generación de biomasa, a partir de deshechos de cascara de maní.

La energía obtenida mediante la transformación de esta biomasa puede abastecer a 18.000 hogares por año. Para generar esta energía necesita aproximadamente 50.000 toneladas de cáscara de maní al año.

Fuente: Clarín