29/05/18

Con un mensaje, Macri se quejó del bloqueo a la suba de tarifas y prepara el veto

El Gobierno reconoce en privado que no tendría los votos suficientes para frenar mañana en la Cámara Alta la sanción del proyecto de ley opositor que retrotrae las tarifas de servicios públicos a valores de 2017. Es por eso que el presidente Mauricio Macri protagonizó ayer un mensaje grabado en el que lanzó un fuerte llamado a senadores y gobernadores a "actuar de manera racional" y evitar que la iniciativa se convierta en ley. El jefe de Estado empezó a preparar así el terreno para el veto presidencial, y ayer buscó coparticipar a los opositores de ese costo político: incluso los quiso relacionar con la ex presidenta Cristina Fernández.


"El clima es complicado y pesimista", reconocieron desde Casa Rosada. El mensaje de Macri ayer, desde Olivos, junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera, evidenció ese clima, con un video en el que apenas hubo despliegue de producción. "Es propio del momento que atravesamos, de austeridad", explicó un funcionario. El Gobierno difundió el video mientras negocia una asistencia financiera del FMI y puso en marcha un plan de nuevos de recortes en la administración pública nacional.

Ayer Macri salió con los tapones de punta contra el proyecto opositor que mañana tratará el Senado y que le costaría al estado alrededor de $ 170 mil millones, según fuentes oficiales. "Está preparando el terreno para el veto presidencial", comentó un asesor del Gobierno. La Casa Rosada consensuó este mensaje con la diputada Elisa Carrió, quien almorzó el sábado en la quinta Los Abrojos, y con referentes de la UCR. La coalición de Cambiemos busca mostrar un mensaje consolidado, luego de que las quejas de Carrió y el radicalismo por las tarifas abrieron la cancha para que la oposición avanzará con una iniciativa propia para limitar los aumentos.

Con su mensaje, el Presidente buscó argumentar por qué va a tomar la medida de vetar el freno a las subas en las tarifas, según comentaron desde el oficialismo. En este sentido, el Presidente preguntó a la oposición "¿qué pasa con el agujero fiscal que dejarían?". Macri ya dijo en Olivos, dos semanas atrás, que no puede dar los brazos a torcer con las subas de tarifas, en momentos que negocia con el FMI con la promesa de bajar el gasto. "Esto es lo que genera que mucha gente dude si de verdad estamos comprometidos en reducir esta mochila que tiene la Argentina que es el déficit fiscal hace tantos años", planteó el 17 de mayo último.

En esa línea, el Presidente hizo público ayer su enojo con los gobernadores y senadores peronistas, a quienes acusó de no cumplir con lo que le dicen en privado.

"En todas las reuniones, que vengo sosteniendo con distintos gobernadores, legisladores y dirigentes he escuchado mucho sobre la importancia de ir reduciendo el déficit fiscal", advirtió y agregó que "no he escuchado ni una sola propuesta en esa línea".

Los dardos de Macri van principalmente hacia el senador Miguel Pichetto y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, explican. "Miguel no libera a los senadores porque solo quiere cuidar su pacto con Massa; ningún gobernador está de acuerdo", advirtieron. Es por eso que Macri buscó ayer relacionar a todos los senadores que aprueben la ley con la ex presidenta: "Demuestren que existe un peronismo responsable y confiable que no se deja conducir por las locuras de Cristina Fernández de Kirchner". Además, en el Gobierno quieren mostrar que tuvieron intención en acordar un proyecto para bajar el IVA, tal como propuso el gobernador Juan Manuel Urtubey. Pero, sin éxito en esa dirección, ahora dicen que no les queda otra más que el veto al proyecto de tarifas.

Fuente: El Cronista