30/05/18

Alivio parcial en naftas porque bajó el precio del petróleo

• PERO EL DÓLAR, LA OTRA VARIABLE DETERMINANTE, SIGUE EN ASCENSO. Hay insistentes declaraciones de estacioneros sobre aumentos muy altos en combustibles desde julio que, por ahora, son descalificadas por las refinadoras.


En julio se esperan aumentos en los precios de los combustibles.

El precio internacional del petróleo tuvo una baja de más de u$s4 desde el jueves pasado, aunque ayer cerró con una leve alza. La noticia es un alivio parcial dentro las presiones que juegan para un aumento considerable de los combustibles en la Argentina a partir del 5 de julio, cuando venza el acuerdo para no subir precios entre el Gobierno y las refinadoras.

Analistas internacionales opinan ahora que la cotización podría seguir en baja en las próximas semanas porque ya está convocada para el 22 de junio una reunión de los países miembros de la OPEP y Rusia para aumentar la oferta mundial, en caso de que el restablecimiento de las sanciones a Irán por parte de Estados Unidos, saque del mercado el crudo del país asiático.

Sin embargo es complicado hacer cálculos sobre el aumento que se aplicará en los surtidores locales a partir de julio. En primer lugar, porque al firmarse el acuerdo de virtual congelamiento el 8 de mayo, las refinerías indicaron que a esa fecha ya quedaba pendiente un alza del 12%.

En segundo lugar desde ese día, el valor del dólar ascendió un 11%. En tercer lugar, el precio del etanol, que constituye un 12% de cada litro de nafta, subió ente 7% y 9,5%.

Pero por otra parte, las petroleras consideran la cotización del petróleo Brent de referencia en la Argentina, correspondiente a cada día desde la firma del acuerdo. De esta forma, al cierre de ayer, el precio estaba un 0,73% más alto que el 8 de mayo, pero en la Bolsa de lo pendiente a recuperar, se considera la diferencia diaria que llegó a estar hasta un 7% más arriba.

De todas formas, las empresas son cautas a la hora de prever el aumento que se aplicará y descartaron ayer que ya esté decidido que la primera suba sea del 12% como afirmó un representante de estaciones de servicio. Afirman que el porcentaje final a recuperar se decidirá con el Ministerio de Energía el 1 de julio, estiman que podría llegar al 30% pero acentuaron que se desdoblará en seis cuotas.

"Hay razones políticas y de mercado que habrá que ver cómo juegan dentro de un mes y medio", aseguraron en una refinadora. En otra, en tanto, llegaron a especular que en el contexto actual, y aun estando vigente la liberación del mercado, el Gobierno no daría el visto bueno a un alza superior a dos dígitos, y ven el primer aumento en torno de un 8%.

En tanto, parece que siguen presentándose dificultades en el segmento mayorista porque una empresa que no firmó el acuerdo aplicó un aumento del 30% llevando a un desplazamiento de la demanda hacia otras refinadoras. A esto se suma que los pedidos de los clientes vienen incrementándose como si estuvieran haciendo acopio, en el caso de los que tienen instalaciones adecuadas.

Las refinadoras que firmaron el acuerdo de mantener los precios sin cambios tanto en el segmento mayorista como el minorista, no están dispuestas a incrementar la oferta con los valores actuales, y esto da origen a tensiones crecientes con los clientes mayoristas.

Fuente: Ámbito