04/04/18

Tras las subas de boletos, subsidios al transporte caen por primera vez en 2 años

En febrero, el Tesoro destinó 10% menos que un año atrás, al aportar casi $ 9000 millones para subsidiar al transporte público, Bajaron los destinados a la energía, en un 63%


De la mano de la fuerte suba al transporte en febrero, los subsidios a ese sector disminuyeron por primera vez en dos años: se transfirieron casi $ 9000 millones, cifra que implica un recorte de $ 1000 millones o un 10% menos en comparación con igual mes del año pasado.

Así surge un análisis de Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), en el que detallan que esos u$s 9000 millones se reparten en partes casi iguales entre las asignaciones para el transporte automotor, área que recibió $4500 millones, un 20% menos en la comparación interanual, y las destinadas al transporte ferroviario, al que se asignó $ 4460 millones, un alza de 15% respecto a febrero de 2017.

En febrero, las tarifas del transporte aumentaron 33%, cuando el mínimo para el boleto colectivo pasó de $ 6 a $ 8. Los trenes también aumentaron ese porcentaje. Luego, en abril volvieron a incrementarse y, en junio se dará la última suba prevista para el primer semestre del año, tal como anunció el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, a fines de enero.

Este incremento anunciado hasta mitad de año busca recortar los subsidios, aunque en el Presupuesto 2018, aprobado a fines de 2017, muestran un crecimiento de 3% en términos nominales. Es decir, pasan de $ 90.776 millones para trenes y colectivos en 2017 a $ 93.856 millones este año. No obstante, al considerar un inflación de 18,7%, en términos reales implica una caída de 13%.

Por su parte, los subsidios al sector energético sumaron cerca de $ 2300 millones, lo que representa una baja del 63% interanual. "A diferencia de 2017, las transferencias dirigidas al denominado "Plan Gas" tuvieron una ejecución muy baja ($ 228 millones versus $ 5584 millones, un 96% por debajo). Como contrapartida, se asignaron $ 1000 millones a Enarsa (en febrero de 2017 no hubo asignación alguna), responsable de la compra de gas importado para el abastecimiento del mercado interno", identificaron desde ASAP.

También se destinaron $ 327 millones al Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de GLP de Sectores de Bajos Recursos (una suba de 42,7% en comparación con febrero de 2017), que financia al Programa Hogares con Garrafa (HOGAR), $ 248 millones a Yacimientos Carboníferos de Rio Turbio (una disminución de 15,4%) y $ 57 millones a la Entidad Binacional Yaciretá.

Fuente: El Cronista