25/04/18

Tarifas: habrá que esperar cuatro años hasta que caiga el valor del gas

Aunque una parte de la coalición gobernante promete que ya no habrá más subas de tarifas y otros afirman que los que se vienen serán suaves, poco se habla sobre uno de los objetivos finales de esta política: pagar más barata la energía que se consume. De acuerdo con documentos oficiales, el gas natural local tendrá un precio más barato que en la actualidad recién en 2022.


Según el informe que presentó el Ministerio de Energía cuando anunció el reciente aumento en el gas, el fluido se paga u$s 5,1 por millón de BTU (MMBtu), un valor que subirá hasta los u$s 6 / MMBtu el año que viene, cuando se empalmará con el costo de desarrollo esperado (por el precio diferencial que se paga en algunos yacimientos de Vaca Muerta). En 2020, hipotético primer año de la segunda presidencia de Mauricio Macri, el millón de BTU de gas natural costará en el mercado interno u$s 5,9; en 2021, u$s 5,4; y en 2022, descenderá fuerte hasta los u$s 4,4. Esto significa que recién en la segunda mitad de la segunda gestión se podrá ver el éxito de la suba de tarifas, independientemente del ahorro fiscal que genera.

El diputado Federico Pinedo prometió que el de este mes "fue el último aumento de tarifas", pero quedará como una declaración más. La próxima suba de gas será en octubre, para trasladar la inflación mayorista registrada entre marzo y agosto de este año y el precio del gas en boca de pozo –lo que cobran las petroleras en su etapa de producción–.

Una fuente del sector, que optó por el anonimato, expresó que "por ahora" no peligran el cronograma de incrementos, pero dejó en claro que depende de la voluntad política del Gobierno. Así, blanqueó que la intención de dejar al sector bajo las reglas del libre mercado tiene que seguir esperando.

A la espera de acuerdos, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) tratará esta semana los mecanismos para diferir el pago de las facturas invernales. Como adelantó El Cronista el 26 de marzo, las empresas del sector ya evaluaban mecanismos para postergar el pago del 25% de esas boletas.

Pese a las indefiniciones, el titular de una de las distribuidoras que opera en la provincia de Buenos Aires se expresó seguro de que no hay vuelta atrás ni con el sendero de actualización tarifaria ni con la marcha de las inversiones.

Daniel Montamat, ex secretario de Energía (1999-2000), evaluó que hasta 2021 "hay un régimen de promoción del gas no convencional".

"Si en esa fecha el gas de producción doméstica queda totalmente librado a reglas de mercado y bajara el precio, los consumos residenciales también podrían verse beneficiados. El sendero de aumentos hasta el año que viene toma en cuenta precios y costos de oportunidad del gas a valores actuales", respondió.

En otras palabras, los subsidios a las petroleras para producir más en Vaca Muerta, si bien llevarían al país a dar vuelta su balanza comercial energética, por ahora impactan en mayores precios para los usuarios residenciales.

Fuente: El Cronista