25/04/18

Shell vende sus activos en el país a la empresa brasileña Raízen

• LA COMPRADORA PERTENECE EN UN 50% A LA ANGLOHOLANDESA.Se reconfigura el mercado de combustibles en la Argentina tras la liberación del mercado, y se abren interrogantes sobre el negocio de biocombustibles en el país.


Segunda. Shell es actualmente la segunda compañía en el mercado local de combustibles con una participación de aproximadamente el 18% en las ventas. Tiene bajo su órbita alrededor de 645 estaciones de servicio.

Después de más de seis años de haberlo planeado, Shell finalmente anunció ayer un acuerdo para la venta de su negocio de refinación y comercialización de combustibles en la Argentina a Raízen, una empresa brasileña en la que la angloholandesa tiene una participación del 50%. La operación que se espera concretar antes de fin de año, se acordó en u$s950 millones en efectivo.

Shell es actualmente la segunda compañía en el mercado local de combustibles con una participación de aproximadamente el 18% en las ventas. La transferencia incluye la Refinería de Buenos Aires, ubicada en Dock Sud, aproximadamente 645 estaciones de servicio, los negocios de GLP (gas licuado de petróleo), combustibles marítimos, combustibles de aviación, asfaltos, químicos y lubricantes, así como actividades de suministro y distribución en todo el país. Raízen seguirá usando la marca Shell, tal como lo hace en Brasil.

La venta forma parte del programa de desinversión de Shell en el mundo por u$s30.000 millones para sanear su pasivo y enfocarse en sectores más rentables de la actividad petrolera.

Por eso, la empresa mantendrá sus intereses en Vaca Muerta donde tiene la concesión de algunas áreas estratégicas. En un comunicado, Shell ratificó que "ve un gran potencial de crecimiento a largo plazo en los no convencionales del país".

Raízen es un joint venture en partes iguales entre Shell y la brasileña Cosan, formado en 2011 cuando la angloholandesa vendió el 50% del negocio de refinación y comercialización en el país vecino. Actualmente Raízen es líder en producción de azúcar, etanol y bioenergía en Brasil, con 860.000 hectáreas cultivadas y una red de más de 6.000 estaciones de servicio. La compañía también tiene 940 megavatios de capacidad instalada para producir electricidad a partir de bagazo de caña de azúcar.

Por eso a futuro, su presencia en la Argentina abre un interrogante sobre el mercado local de los biocombustibles. En Brasil, el volumen total de negocios llega a u$s 24 mil millones anuales.

"Nuestro plan es continuar prosperando en el mercado argentino del downstream a través de Raízen", afirmó John Abbott, director mundial de Shell en este segmento. "Raízen nos ha generado un gran valor en Brasil y, bajo este acuerdo, seguiremos siendo un importante proveedor de combustible para la Argentina", agregó. Para la compañía, se trata de también de "la oportunidad de consolidar una asociación regional con el Grupo Cosan"

Esta firma brasileña es uno de los conglomerados económicos más grandes del país vecino, con participación en Comgas, la más importante distribuidora de gas, Rumo Logística, la operadora ferroviaria independiente primera en América Latina, y Moove, líder en la venta de lubricantes premium, con operaciones en el Reino Unido, España, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

La venta de Shell se da en el contexto de liberación del mercado de los combustibles en la Argentina, que permite la libre importación de petróleo y derivados, y cuando está previsto el ingreso de nuevos jugadores. Entre ellos, la trader holandesa Trafigura que tiene un acuerdo con Pampa Energía para comprar la refinería ubicada en Bahía Blanca y unas 250 estaciones de servicio que operan bajo la marca Petrobras.

Según un comunicado, "Raízen mantendrá relaciones comerciales con el grupo Shell a través de algunos contratos, en condiciones de mercado, incluyendo la licencia de la marca Shell e importación de combustibles".

"Vemos Argentina en un buen momento, con buenas perspectivas para el sector y queremos crecer y crear valor juntos, trayendo nuevas oportunidades a largo plazo", dijo Luis Henrique Guimarães, presidente de Raízen.

Fuente: Ámbito