06/04/18

Se frena la obra pública con una baja de licitaciones de casi 50% en marzo

El primer eslabón de la cadena está frenado. Durante el último mes, hubo 19 licitaciones por día hábil contra 37 del igual mes de 2017. El trimestre acumula una baja de 28 por ciento


La escalada inflacionaria en el sector de la construcción, la caída en los fondos oficiales del presupuesto para la obra pública y la inexistencia de elecciones durante el 2018 conformaron una ecuación que hoy se traduce en una caída en los llamados a licitaciones tanto en cantidades como en monto.

Mientras en marzo de 2017 el Gobierno festejaba que la obra pública "arrancaba" finalmente y mostraba un promedio diario de 37 licitaciones sumando las del ámbito nacional, provincial y municipal, durante el mismo mes de 2018 ese ritmo se redujo a 19 licitaciones por día hábil.

El dato surge de un trabajo realizado por Gómez Nieto Consultores sobre la base de los relevamientos que realiza la web ObraPública.com de ConstruAr que toma todas las licitaciones que se realizan en el país. Y la importancia que reviste es que la caída de 48,6% en las cantidades de llamados son un indicador confiable de la expectativa de evolución de la obra pública. "El llamado a licitación es el primer eslabón en la cadena de contratación de la obra pública, que continúa luego con la selección de la empresa contratista y el efectivo inicio de la obra", explica el trabajo.

El freno no sólo se observa en las cantidades sino también en los montos acumulados en lo que va del año. El acumulado de enero-marzo del 2018 alcanza a los $ 42.041 millones. Mientras que en el primer trimestre dela año pasado, los llamados alcanzaron a obras por $ 58.568 millones, lo que muestra que hay una baja del 28%, dando de esta manera a un lento inicio de la obra pública en este año.

Según el informe en marzo fueron licitadas obras viales por $ 2698 millones, de ingeniería por $ 8210 millones y de arquitectura por $ 4758 millones. En el mismo mes de 2017 vialidad había lanzado compulsas por $ 9945 millones, ingeniería por $ 8608 millones y, arquitectura por $ 9393 millones.

Parte de la diferencia que hay entre las obras viales licitadas en marzo de 2017 contra las de este año, se justifican en que "salieron" del Presupuesto Nacional para ser licitadas vía Participación Público Privada (PPP).

Pero en esta caída de la obra pública que se sentirá en el corto y mediano plazo hay ganadores y perdedores. La Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires se quedan con más del 40% de los montos licitados.

Según el ránking del primer trimestre de las provincias que recibieron más obras públicas, los tres primeros puestos quedan para dos distritos Pro-Cambiemos con la Ciudad de Buenos Aires encabezando con obras por $ 13.896 millones seguido por la provincia de Buenos Aires con $ 7480 millones. En el último escalón del podio quedó Córdoba, con $ 4290 millones la provincia "más importante para el Presidente Macri" después de Buenos Aires y gobernada por el "peronista dialoguista" Juan Schiaretti.

Teniendo en cuenta el primer trimestre de 2017 cuando había elecciones de medio término los mayores llamados a licitaciones se habían realizado en la provincia de Buenos Aires seguido por Córdoba y la Ciudad donde el oficialismo se sentía más seguro, había quedado en tercer lugar. La contracara de esto, los tres distritos que menos llamados a licitaciones tienen, la conforma San Luis ($ 65 millones), Catamarca ($ 160 millones) y Jujuy ($ 167 millones).

Fuente: El Cronista