23/04/18

La mitad de los camiones excede la velocidad máxima en la Panamericana y el Acceso Oeste

Son datos de un relevamiento de la concesionaria. La mayoría tampoco respeta la distancia mínima con el vehículo que está adelante.


Camiones en el Acceso Oeste. Cuando circulan por los carriles centrales o a la izquierda tienden a aumentar la velocidad. Foto: Alfredo Martínez.

En los accesos Norte y Oeste, la mitad de los camiones excede la velocidad máxima. Y en el Oeste, un 98% del tránsito pesado no respeta la distancia mínima entre vehículos. Son datos de un informe elaborado por Autopistas del Sol y Autopistas del Oeste sobre el comportamiento de los conductores en ambas vías rápidas, donde circulan más de 1.500.000 de rodados por día.

Es el primer estudio de este tipo que se hizo en esas autopistas. Para elaborarlo, parte de la información provino de los dispositivos que sirven para contar los vehículos circulantes, y que la ley establece que las concesionarias deben colocar en distintos puntos del recorrido.

Estas empresas no tienen la facultad de sancionar a los infractores, por lo que esos aparatos no se usan para controlar el cumplimiento de las normas. Sin embargo, las concesionarias los aprovechan también para medir la velocidad y la distancia entre vehículos, y así diseñar campañas de prevención o elaborar estudios como este, que fue presentado en el marco del Foro de Seguridad Vial 2018 hace diez días.

A diferencia de los vehículos particulares, que pueden circular a hasta 110 kilómetros por hora, la máxima permitida en camiones es de 80 km/h. Pero el 50% del tránsito pesado en Panamericana supera ese límite. Ese índice es de 37,4% en Acceso Oeste. En autos, en cambio, el porcentaje de infracciones por ese motivo desciende a 15,3% y 3,92% respectivamente.

Los horarios pico de faltas de transportistas son justamente los momentos en los que se agiliza el tránsito: entre las 10 y las 11 en sentido a Provincia, y de 19 a 20 mano a Capital.

Otra causa de infracción frecuente en tránsito pesado es la distancia de seguridad. La Ley de Tránsito argentina exige un mínimo de dos segundos de distancia entre vehículos en rutas, autopistas y autovías. Esto significa que, en territorio nacional, se debe conducir al menos a 54 metros del rodado que precede cuando se viaja a 100 kilómetros por hora. En Panamericana, el 15% de los camiones no respeta esta distancia. En Acceso Oeste, esta infracción se dispara dramáticamente: el 98,2% de los transportistas circula a menos de dos segundos del vehículo que va delante del suyo.

Las cifras, alarmantes, responden a varios factores. Para Alejandra Barczuk, jefa de Relaciones Institucionales de Autopistas del Sol y Autopistas del Oeste, uno de ellos es “el comportamiento osado de los conductores de vehículos de mayor porte”. A su vez, “muchos camiones circulan en flota, para bajar las chances de un robo, lo que en muchos casos termina achicando la cantidad de metros entre un vehículo y otro”, agrega Daniel Failo, gerente de Explotación de Autopistas del Sol y Autopistas del Oeste, a cargo de la Operación de Seguridad Vial.

Otro factor es el uso indebido de los carriles, señala Gustavo Brambati, subgerente de Seguridad Vial en Cesvi (Centro de Experimentación y Seguridad Vial), que estuvo presente en el Foro de Seguridad Vial 2018. “Si en vez de ir por la derecha, los camiones van por el medio o por la izquierda, aumentan la velocidad para seguir el ritmo de los otros vehículos con los que comparten carril -explica-. Y si protagonizan un siniestro, es probable que allí involucren un auto, que sufrirá daños importantes dado el porte del camión”.

Para el especialista, las exigencias de las empresas transportistas de que sus conductores lleguen puntuales o comuniquen dónde están mientras manejan “atenta contra la seguridad de los choferes y representan un riesgo enorme. Hace falta un cambio cultural”.

Las propias características de cada autovía también influyen en el comportamiento de quienes manejan. Acceso Oeste tiene apenas dos estaciones troncales de cobro de peaje y gran parte de su recorrido es mayoritariamente rural, especialmente a partir de Moreno, donde la circulación se descongestiona notablemente y entonces los vehículos pueden desarrollar mayor velocidad. El entorno de Panamericana, en cambio, es más urbano, con densidad poblacional e industria, por lo que el tránsito en esa autovía es también más diverso.

Fuente: Clarín