17/04/18

Instalarán cámaras en los colectivos del conurbano tras el crimen de un chofer

La provincia dará un crédito blando para que las empresas comiencen a colocar los equipos desde el lunes; los compañeros de la víctima en la línea 602, de La Matanza, extendieron el paro 24 horas


A la mañana, piquete en la avenida Alberdi y el cruce con la
General Paz Crédito: Emiliano Lasalvia

LA PLATA.- El asesinato en La Matanza de un chofer de la línea 620 que el domingo hacía horas extras para poder tomarse ayer el día y estar junto a su hija, que cumplía 4 años, y al que le dispararon dos sujetos con los que discutió porque no tenían la tarjeta SUBE para pagar el viaje, reavivó el fuego de la inseguridad en la provincia. Tras el crimen, que hasta anoche seguía impune, compañeros de la víctima apedrearon la comisaría de la zona, cortaron la ruta 3 y la avenida General Paz hasta el mediodía y llevaron adelante un paro que acompañaron 36 líneas que recorren el oeste del conurbano.

Ayer a la noche, y tras reuniones con empresarios de transporte y el gremio de los choferes, el ministro de Seguridad Cristian Ritondo anunció que a través del Banco Provincia se dará un crédito a bajas tasas por 180 millones de pesos para que las líneas de colectivos puedan equipar con cámaras de seguridad las 9000 (5000 provinciales y 4000 comunales) unidades que transitan por el conurbano y el interior provincial. Agregó que una vez que esos equipos estén instalados, se les proveerá a los choferes un botón antipánico para que puedan alertar a la policía de situaciones de riesgo.

La oferta, no obstante, no bastó para que los compañeros de Leandro Miguel Alcaraz, que tenía 26 años, retrocedieran en su protesta en demanda de mayor seguridad a la hora de internarse en las calles de las zonas más peligrosas del área metropolitana. Inmediatamente después de la conferencia de prensa de Ritondo, en una asamblea durante el acampe que mantenían frente a la comisaría de Virrey del Pino, decidieron extender el paro de la línea 620 otras 24 horas -hasta la medianoche de hoy- y llamaron a sus compañeros de todo el país a imitarlos. La Unión Tranviarios Automotor (UTA), gremio que representa legalmente al sector, no había confirmado la medida.

Plazos

En cuanto a la decisión de la provincia de que desde el lunes los colectivos comiencen a contar con las cámaras de seguridad, se explicó ayer que las empresas tendrán 90 días para equipar las unidades que realizan recorridos nocturnos y 180 días para las que circulan solo de día. Al igual que en la Capital, los colectivos deberán tener al menos cuatro cámaras, una en cada puerta, otra que captará todo el espacio interior y una al frente, que registrará lo que ocurre en la vía de circulación a medida que el vehículo avanza.

"La gobernadora María Eugenia Vidal le solicitó al presidente del Banco Provincia [Juan Curutchet] un financiamiento a cuatro años con una tasa muy baja, del 15%. Esta línea blanda de créditos se las ofrecimos hoy [ayer] a las cámaras que agrupan a los propietarios de transportes para que puedan equipar sus colectivos. La falta de fondos fue uno de los temas que hasta ahora había imposibilitado la reglamentación y puesta en marcha de esta ley que ordena llevar cámaras de seguridad", dijo Ritondo a LA NACION.

El ministro estimó que los equipos de videovigilancia a ser instalados en los colectivos costarán alrededor de $35.000 por unidad. "El Ministerio de Seguridad se hará cargo de la instalación de un botón antipánico para el chofer y las imágenes que se registran podrán ser guardadas por un tiempo en nuestro centros de monitoreo y almacenamiento", dijo el ministro.

Anoche, la situación en Virrey del Pino, donde ocurrió el crimen, seguía siendo tensa. Los compañeros de Alcaraz -que temprano habían hecho un piquete en la comisaría 2» de La Matanza- pedían Justicia, más seguridad para todos los choferes y testigos que ayuden a encontrar a los dos asesinos, que aún continúan prófugos.

"Antes nos asaltaban a la madrugada, pero esta semana hemos tenido tres hechos en plena tarde. Esto cada vez está peor", dijo Antonio Petkisev, delegado de la línea 620.

Tras el crimen, la UTA convalidó un paro de 24 horas en las 36 líneas de la zona oeste, al que se plegaron otras empresas. La medida de fuerza generó incertidumbre entre los pasajeros, interrumpió el tránsito en la General Paz durante la mañana y complicó el regreso a casa de miles de usuarios en la tarde-noche.

Jorge Knop, delegado de la UTA Oeste, dijo que los delegados están en contacto desde primera hora con la familia del chofer asesinado. "Hay cosas que están claras: hay inseguridad, robos y el gobierno no brinda la seguridad que tiene que brindar. Hay que hacer algo", afirmó.

Más reclamos

Ayer, mientras los compañeros de Alcaraz se concentraban frente a la comisaría, surgieron más detalles del crimen. Por ejemplo, que una mujer se ofreció a pagarles los pasajes a los dos sujetos que se habían subido en la rotonda de San Justo al interno 103. También, que después de haber sido baleado en la cabeza y en el tórax por aquellos dos sujetos, cuando se bajaron -después de haber viajado gratis- y mientras se desangraba, el pasajero Carlos Raúl Garay tomó el volante y condujo raudo hasta el Hospital Evita, sin lograr evitar el peor final.

Fabián, tío de Alcaraz, decía, con profundo dolor: "Como ciudadano quisiera que cambien las leyes. Quiero pedirle al presidente Macri y a Magario [Verónica, intendente de La Matanza] más seguridad para que todos estos choferes puedan volver a la casa con sus hijos".

Margarita, otra tía de la víctima, dijo: "Estamos destrozados, toda una familia destrozada. Mí hermano, que es el papá, está viajando desde Corrientes. Estamos todos muy mal, muy tristes. Nuestros hijos están desprotegidos. Hay jóvenes que viven en la delincuencia, en la drogadicción, que salen con un arma".

Mientras, la policía y el fiscal José Luis Maroto aún no lograron dar con los homicidas. Ayer a la tarde se supo que hubo una persona demorada, cuya participación en el crimen quedó descartada tras cuatro horas de cruzar información: varios testigos la habían visto en otro lugar a la hora del crimen. También circuló una foto de dos jóvenes que fueron señalados por vecinos como los presuntos autores del crimen, pero esa línea también fue desechada.

Fuente: La Nación