27/04/18

El gobierno canadiense impone medidas a las petroleras para controlar las emisiones de metano

Según las nuevas regulaciones del gobierno federal, los productores de petróleo y gas en Canadá deberán controlar las emisiones de metano de sus principales instalaciones y dejar de ventear los pozos fracturados hidráulicamente.


Según las nuevas regulaciones del gobierno federal, los productores de petróleo y gas en Canadá deberán controlar las emisiones de metano de sus principales instalaciones y dejar de ventear los pozos fracturados hidráulicamente. El objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los niveles registrados en 2012 en un 40-45% para 2025.

Las regulaciones requieren acciones específicas de la industria lo más pronto posible para el 2020, con una implementación completa para fines de 2023. Permiten a las provincias imponer sus propias regulaciones si son al menos tan estrictas como las del programa federal. Las regulaciones federales se aplican a las instalaciones de petróleo y gas aguas arriba que manejan volúmenes significativos de gas, según palabras del gobierno.

A partir del 1 de enero de 2020, las regulaciones federales requieren:

- Implementación de un programa de detección y reparación de fugas.

- Inspecciones de fugas tres veces al año y medidas correctivas cuando se encuentran fugas.

-Mediciones anuales de las emisiones de gas natural de los respiraderos del compresor y medidas correctivas cuando las emisiones son más altas que los límites aplicables.

-Un alto al venteo del gas natural de las terminaciones de pozos que involucran la fracturación hidráulica, en lugar de la conservación del gas para su reutilización en el sitio o para la venta o quema y la incineración limpia. A partir del 1 de enero de 2023, las regulaciones requieren:

-Para la ventilación de las instalaciones de producción en general, un límite de 1.250 m³ / mes de gas natural junto con la conservación del gas para su reutilización en el sitio o para la venta o quema y la incineración limpia.

Fuente: Revista Petroquímica