11/04/18

El PJ apeló la decisión de Servini de intervenir el partido: "El fallo es político"

"Es un fallo político. No hay razón administrativa para intervenir el partido", sostuvo la apoderada del PJ, Patricia García Blanco, que hizo la presentación junto al abogado Eduardo López.


"No hay razón administrativa para intervenir el partido", dijo Patricia García Blanco, apoderada del partido Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique García Medin

Las autoridades del PJ apelaron hoy la resolución de la jueza federal María Romilda Servini de Cubría que dispuso la intervención del partido.

Servini de Cubría dispuso ayer la intervención del PJ y designó al sindicalista Luis Barrionuevo como interventor. El presidente del partido, José Luis Gioja , resistió la orden durante varias horas en la sede de la calle Matheu.

"Acabo de asumir. El compañero Gioja se ha encerrado en una oficina. No queremos violentar nada, así que vamos a pedir el desalojo. Ellos están encaprichados y quieren apelar: que apelen mañana, pasado, cuando ellos quieran. Pero, en estos momentos, el interventor soy yo", afirmó Barrionuevo.

La apoderada y el abogado del PJ argumentaron que "no hay fundamentos jurídicos" para ordenar una intervención". "El partido funciona con sus órganos competentes. El fallo habla de elecciones perdidas", resaltó García Blanco.

Servini tendrá ahora tres días para decidir si concede o no la apelación de Gioja. El abogado partidario consideró que el fallo de la jueza fue hecho "a medida de los peticionantes". "Otra irregularidad es que no corrió vista al fiscal electoral [Jorge Di Lello]", sostuvo.

La resolución de la jueza Servini tiene varias alusiones a la "crisis" del justicialismo. "Resulta necesario forzar la memoria a efectos de poder encontrar una crisis política e institucional como la que afecta al Partido Justicialista de orden nacional en la actualidad", indica.

Según la magistrada con competencia electoral, las derrotas del PJ en las elecciones de 2015 y 2017 "han profundizado la división interna que venía gestándose con antelación" y "provocado una crisis en la conducción partidaria difícil de superar".

Servini designó como interventor a Barrionuevo hasta que se normalice el partido. Le ordenó al sindicalista "realizar un inventario de bienes muebles e inmuebles" del PJ e "informar sobre la situación económica y financiera" del partido.

Fuente: La Nación