13/04/18

Denuncian que Sujarchuk privatiza el puerto de Escobar para favorecer desarrollos inmobiliarios

El pasado viernes 6, la mayoría de los concejales de Escobar aprobaron la venta de parcelas municipales donde se encuentra el puerto de la localidad. Productores y organizaciones venían advirtiendo que de esta forma se perderían puestos laborales y se incentivaba el “negocio inmobiliario”.


Intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk

En consenso entre el oficialismo y la oposición, el Concejo Deliberante de Escobar aprobó el pasado viernes 6 la privatización del predio en donde se encuentra el puerto de la localidad.

El proyecto no especifica eso, por lo que queda abierta la posibilidad de que sea vendida toda la parcela. Ahora o en diez años, la ordenanza deja explícita la venta por licitación.

La medida había sido resistida desde un comienzo por parte de los productores del Delta, quienes advertían que de esta forma se “perdían varios puestos laborales” y el único sustento económico de muchas familias.

Pese a la presión que los ediles tuvieron con la presencia de algunos productores en el momento de la votación, el proyecto de ordenanza impulsado por el gobierno peronista de Ariel Sujarchuk fue aprobado por la mayoría. 21 de los 23 concejales del HCD local dieron su visto bueno para que la ordenanza salga, entre ellos también los del bloque de Cambiemos.

Fuentes consultadas por este medio aseguran que el proyecto “no deja en claro” el motivo específico de su venta, así como tampoco el apuro para su aprobación. Algo que los productores reclamaron desde un comienzo, argumentando que debían ser consultados antes de proponer la licitación de las parcelas que ocupa el puerto de Escobar.

“El proyecto no especifica eso, por lo que queda abierta la posibilidad de que sea vendida toda la parcela. Ahora o en diez años, la ordenanza deja explícita la venta por licitación”, le explicó a INFOCIELO, Lucas Basso de la organización Patria Grande de Escobar.

La parcela que el municipio venderá a inversores desconocidos tiene una superficie total de 41.600 m2, con el fin de que se desarrolle una “puesta en valor del espacio ribereño”.

Por su parte, los productores sostienen que “en Escobar se está eligiendo un modelo de uso privado”, similar al que se da en Costa Salguero, para la explotación de guarderías de lanchas y bingos.

"En el puerto amarran las lanchas los isleños del delta de Escobar, San Fernando y Campana. Además desembarcan la producción de madera, arena. Por otra parte, ahí funciona una pequeña arenera que ocupa a 60 familias, un recreo, una guardería náutica y nuestro club”, dijo para la Agencia Paco Urondo, Alejandro Ambas, docente y socio del Club de Remo Belén de Escobar.

Los argumentos del oficialismo no contradicen lo expuesto por los productores. Nicolás Serruya, concejal de Unidad Ciudadana, le explicó a este medio que la venta de las parcelas municipales donde se encuentra el puerto busca “fortalecer el espacio público”, para el “embellecimiento y la puesta en valor de la costanera”.

“La idea es desarrollar el turismo. Tenemos una costanera sin desarrollo y con esto buscamos potenciarla”, indicó el concejal oficialista.

Sin embargo, esto alimenta los temores de quienes rechazaron desde un comienzo el proyecto del gobierno municipal, denunciando que con la venta del puerto se desarrollarán “negocios inmobiliarios”.

“No hay claridad de quiénes serían los inversores privados interesados, pero básicamente toda la zona de humedales acá está tomada por urbanizaciones privadas de todo tipo y tamaño, desde pequeños barrios náuticos hasta mega emprendimientos como es Puertos del Lago, que es un `Nordelta 2`", clarificó Lucas Basso.

Fuente: Infocielo