25/04/18

Cuáles son las provincias que más impuestos cobran en las boletas de luz y gas


El reclamo que les hizo Mauricio Macri a las provincias de bajar la carga impositiva que pesa sobre las boletas de los servicios públicos y la arremetida de la gobernadora María Eugenia Vidal , la primera en complacer el pedido presidencial, llevó la discusión por las tarifas al terreno de los gobernadores y los intendentes, algo que los jefes regionales no se esperaban. Los números oficiales pueden arrojar varias sorpresas, a tal punto que los usuarios que más cargas tributarias sufren en las facturas pagan más de cinco veces más que los habitantes de las zonas con menos gravámenes.

En el caso de un consumo de electricidad de 300 kWh/mes, según el ejemplo que mostró ayer el Gobierno en la reunión que mantuvo con funcionarios provinciales y vio LA NACION, este mes nadie pagó más impuestos nacionales y provinciales (no se incluyen tasas municipales) que un usuario de EDES, la distribuidora del sur de Buenos Aires. Fueron $483 por boleta. Quizás esa cifra explique la buena voluntad de Vidal para bajar los tributos, si bien es cierto que el número anterior incluye también gravámenes nacionales. Como dicen los gobernadores que no pertenecen a Cambiemos, nadie cobra tantos impuestos en las facturas como esa provincia.

La siguió de cerca EDEN, la distribuidora de la zona norte de Buenos Aires, que para la misma factura tendrá impuestos por $457, y EDEA (la mayor distribuidora del interior de la provincia) con $398.

Pese a la cercanía geográfica, los bonaerenses pagan mucho más en impuestos que los habitantes de la ciudad y el Gran Buenos Aires en general. Por caso, un usuario del mismo consumo de Edenor desembolsará este mes $139 y uno de Edesur, $140. Casi nadie desembolsa menos para gravámenes nacionales y provinciales que ellos, salvo por un chubutense, que destina $94 a esta tarea.

Otras provincias también tienen cargas muy bajas: Salta, $149; Catamarca, $129 y La Rioja, $158. Entre ambas puntas hay una gran variedad. En Santa Fe los impuestos son de $274 y en Córdoba, de $324.

Los impuestos se hacen notar en las facturas. Mientras un cliente de Edes pagará este mes $1487 (la boleta más alta en todo el país para ese tipo de consumo, sin contar cargas de los municipios), su par de la Edenor desembolsará $636, es decir, menos de la mitad (en esa cuenta también incide la remuneración para las distribuidoras y otros eslabones de la cadena, que es menor en la zona metropolitana).

La Comisión de Energía buscará consensuar una propuesta unificada sobre el régimen tarifario

En el caso del gas, la historia se repite parcialmente. Buenos Aires, por caso, aplica una alícuota de ingresos brutos de 3,4%, mientras que en la Capital Federal el número es de 4 por ciento. De manera que quienes viven en la zona metropolitana están a mitad de camino entre lo que desembolsa un cordobés, el más perjudicado a nivel nacional con ese gravamen, con un 5,5%, y un santiagueño o un sanjuanino, quienes cierra la lista con un 2 por ciento.

Fuente: La Nación