26/04/18

Buquebus: u$s 190 millones para una nueva terminal, energía solar y barco a GNL

Tras inaugurar ayer la primera fase de sus obras de energía solar, que provee el 70% del consumo de su terminal de Puerto Madero, Buquebus adelantó ayer que negocia con Tandanor y Galileo para instalar una tecnología que permita al astillero fabricar buques a gas natural licuado (GNL), un combustible que reduce al mínimo la contaminación, frente al gasoil.


López Mena, junto a los ministros de Transporte de Uruguay, Víctor Rossi, y de Argentina, Guillermo Dietrich

La empresa tiene un barco en fabricación en Tasmania, Australia, de gran tamaño, que funcionará a GNL, como su buque Francisco, que une Buenos Aires con Montevideo. Ese barco demandará u$s 130 millones y estará listo en 2020, con capacidad para 2100 pasajeros, 235 bodegas y 3000 m2 para free-shop y cafetería. Unirá Puerto Madero y Colonia en una hora.

Pero Buquebus tiene varios proyectos en curso, por otros u$s 60 millones adicionales para ampliar su terminal portuaria de Puerto Madero, que funcionará al 100% con energía solar. Ayer, Juan Carlos López Mena, dueño de Buquebus, inauguró su planta de energía fotovoltaica de 440 kilovatios hora en la terminal, que hoy le provee el 70% del consumo, con la presencia de los ministros de Transporte de la Argentina, Guillermo Dietrich, y de Uruguay, Víctor Rossi.

En la segunda etapa, a 30 meses, prevé terminar la ampliación de la terminal, que tendrá una superficie total de 40.000 m2, con más espacio para pasajeros, aduana, migraciones y cocheras. Además, en un edificio contiguo habrá locales comerciales y un hotel. Todo funcionará en un 100% con energía solar, ya que entonces la planta producirá 1000 kilovatios hora.

Además, su planta de GNL de San Vicente, que provee el combustible a su barco Francisco, funcionará en un año totalmente con energía solar, ya que invertirá un adicional de u$s 4,5 millones para generar 3000 kilovatios hora, precisó .

"La inversión apunta al cuidado del medioambiente, algo que siempre me preocupó. El ahorro de electricidad en la terminal amortiza la inversión solar en 7 u 8 años", explicó López Mena, ante una consulta de El Cronista. Todas las inversiones se hacen, aclaró López Mena, con créditos bancarios a baja tasa, "porque siempre pagamos nuestras deudas, incluso en 2001. Por eso conseguimos buenas condiciones", explicó.

El empresario adelantó que en los próximos días se reúne con autoridades de Tandanor, junto a la empresa local Galileo, que le proveyó la tecnología para la planta de GNL en San Vicente, para que el astillero pueda fabricar y convertir barcos a GNL. "Estamos en etapa de negociación. Queremos convertir uno de nuestros barcos de gasoil a GNL, cambio que demandaría unos u$s 25 millones", precisó.

Al ser consultado en presencia de Dietrich sobre las tasas e impuestos que paga en su terminal para operar, López Mena fue cauto. "Al menos no nos aumentaron los costos operativos en dólares en los últimos dos años, en los que pagamos u$s 36 millones. Hace unos años pagábamos u$s 12 millones. Pero esperamos que en dos años el Estado baje el déficit para que haya incentivos a este tipo de inversiones", comentó López Mena, y aclaró: "No voy a pedir al Estado subsidio ni nada".

Pero luego, tras la partida de Dietrich, comentó que en Europa por invertir en reducir emisiones hacen quita del 50% de los impuestos. "La Argentina está en un momento difícil, no puedo pretender que bajen impuestos ahora, pero sí en dos o tres años", aclaró. Cerca del 20% de la tarifa son impuestos.

Por último, dijo que prevé salir a cotizar en Bolsa cuando las obras estén terminadas, ya que "el valor de la empresa será mayor entonces".

Fuente: El Cronista