19/03/18

Trenes: sólo la mitad de las vías está operativa en Córdoba

La provincia llegó a tener 1.806 kilómetros en funcionamiento para el transporte de cargas. Hoy, están en condiciones sólo 977. ¿Qué obras se prevén en 2018 y 2019?


Abandonadas. Así están muchas vías en el interior cordobés. (La Voz)

Los trenes tienen mucho más que ver con el pasado que con el presente en Córdoba. Un dato que confirmó a La Voz la Administración de Infraestructura Ferroviaria (Adifse), que depende del Ministerio de Transporte de la Nación, es contundente: de los 1.806 kilómetros de vías para vagones de carga que tuvo Córdoba en algún momento, solamente están operativos hoy 977,3, es decir, el 54 por ciento.

Aunque hay algunos anuncios de obras ya planificadas para los dos próximos años, no incluyen la recuperación de esos 829 kilómetros restantes, de vías “muertas”.

En las dos líneas de trenes de carga que circulan por Córdoba, la Belgrano y la San Martín, hoy se transporta una buena cantidad de maíz, soja, trigo y harina de trigo, además de piedra y canto rodado, por mencionar los productos de carga más frecuente. Pero representan una ínfima parte sobre lo que se podría transportar, si el sistema ferroviario no hubiera sido desarticulado.

Hay oportunidades y negocios que se frustran por el costo de transportar casi todo en camiones.

El Plan Belgrano, que lleva adelante la Nación con inversiones en infraestructura para el norte del país, incluye mejoras relevantes en el sistema ferroviario de varias provincias. Pero Córdoba no está incluida.

Dentro de los planes de la Adifse, se anunció este año el inicio de una tercera etapa de obras, sobre cuatro planificadas, y para esta provincia están previstas y presupuestadas mejoras en 92 kilómetros de vías sobre tramos ya operativos, con una inversión de 625 millones de pesos entre 2018 y 2019.

Según se indicó, mayormente se trata de limpieza de sectores de vía, reemplazo de durmientes, fijaciones y rieles, regado de piedra balasto, mejoramiento de aparatos de vía, renovación de pasos a nivel vehiculares y peatonales. En dos casos, incluye la construcción de puentes ferroviarios nuevos.

Sobre Córdoba, habrá mejoras en los tramos Vicuña Mackenna a Estación Tosquita (en el sur provincial), de Bandurrias a San Francisco (Santa Fe a Córdoba), y de Colonia Caroya a Villa Gutiérrez (en el norte). Además, se precisó que hay otras obras de mejoramiento en marcha por un valor de 135 millones de pesos.

En comparación con otras inversiones en infraestructura, por caso las viales, los anuncios para el ferrocarril cordobés resultan bien discretos. Mientras, para la etapa siguiente del Belgrano, a Córdoba no le tocan mejoras.

Oportunidades perdidas

Recientemente, una delegación rusa visitó el frigorífico Qualitá, de Colonia Caroya, con intenciones de ver si se podían concretar operaciones de comercio exterior. Cuando en Caroya les detallaron lo que les costaba llevar la carne al puerto en camiones, los visitantes les retrucaron que a ese mismo costo ellos lo distribuían en todo Rusia, un país mayor que Argentina. Allí se asombraron de que no hubiera una opción ferroviaria.

Desde la Sociedad Rural de Jesús María, recordaron que todavía está pendiente la ejecución de un centro de transferencias de cargas ferroviarias que la Nación anunció en 2006, con sede en Las Arrias. Ese proyecto nunca concretado –insisten aún– generaría enormes beneficios para el sector agropecuario del norte cordobés. En este momento, está en análisis una posibilidad nueva para Sarmiento, otro pueblo norteño, porque tiene la infraestructura para ejecutarlo a la brevedad, aunque alternativamente se piensa también para Villa del Totoral.

“Al norte le serviría mucho recuperar el tren porque todo lo que enviamos al puerto hoy llega vía camión. Haría falta recuperar la línea del contrato del Nuevo Central Argentino –hoy concesionado a un privado– y arreglar las vías desde Las Arrias a Gutemberg. Y sobre la línea del Belgrano, concretar el centro de transferencias. Con eso resolveríamos el problema de los cereales y tendríamos mejores oportunidades para el garbanzo y hasta para las carnes y el enfriado”, explicó Luis Picat, presidente de la Rural.

En 2006, la Secretaría de Transporte de la Nación, el Gobierno de Córdoba y la empresa Nuevo Central Argentino (NCA) firmaron un convenio con entidades rurales para llevar adelante el proyecto de ese centro de transferencias, con una capacidad de acopio de 40 mil toneladas, más la promesa de otras inversiones en vías, que nunca se pusieron en marcha.

Fuente: La Voz