27/03/18

Paseo del Bajo: avanza la obra, con demoras para circular y quejas de los restaurantes

La avenida Moreau de Justo tiene cuadras donde hay un solo carril para los autos particulares.


El tramo entre Perón y Lavalle es el más complicado porque Moreau de Justo quedó con un solo carril para autos particulares. Foto: Mario Quinteros.

La altura ofrece la mejor versión del Paseo del Bajo, la obra vial más importante que se está haciendo en la Ciudad. Desde lo alto ya se ven las trincheras por las que correrá la autopista subterránea, que promete mejorar la conexión entre La Boca y Retiro, frente a Puerto Madero. Pero desde el llano, en convivencia con los carteles de desvíos, obradores y vallas de seguridad, parece difícil ser optimista.

Los trabajos para construirla iniciaron el año pasado y se extenderán hasta marzo de 2019. En el medio, incluyen un complejo cronograma de cambios de sentido y cortes que se va actualizando de acuerdo al avance de la obra.

Además de los conductores, todo lo que sucede en esta zona de la Ciudad involucra también a los empresarios gastronómicos que se quejan por la merma de clientes: "Los restaurantes sufren los constantes cortes de calles, la reducción de playas de estacionamiento y dificultades en la entrega de mercadería", dijeron a Clarín desde la Cámara de Restaurantes de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC). Es que por las tareas, algunas zonas de Puerto Madero quedan aisladas y no siempre los clientes tienen el tiempo suficientes para identificar cuáles son los pasos habilitados y cuáles no.

A principio de mes, por ejemplo, la avenida Independencia pasó a tener doble sentido de circulación (a la inglesa, con una mano principal y otro secundaria para retomar). También se cortó en forma total la calle Chile, entre Huergo y Moreau de Justo, y se abrió entre Venezuela y Belgrano, con dirección hacia Moreau de Justo.

La zona de Retiro fue otra de las que sufrió modificaciones. En San Martín, entre Antártida Argentina y Madero, se habilitó un contracarril en dirección a Eduardo Madero para todos los vehículos que circulen por Comodoro Py hacia el sur. Mientras que aquellos que lleguen desde el norte por Antártida Argentina deben tomar los carriles habituales hacia el sur y no usar el contracarril.

En simultáneo, se eliminó el giro a la izquierda de San Martín hacia Gustavo Martínez Zuviría. La alternativa hoy es la calle Gilardo Gilardi. Por la que también giran las líneas 9, 91 y 126 (desde el sur); y las líneas 20 y 129 (desde el norte).

Antes, hacia finales de enero, la avenida Madero y su continuación Ingeniero Huergo, habían alterado su doble sentido por una mano hacia el sur. Lo mismo ocurrió Alicia Moreau de Justo, y su continuación Antártida Argentina, por donde sólo se puede circular hacia el norte.

Hasta el momento, Moreau de Justo es uno de los puntos más cambiantes y atados al desarrollo de la obra. Entre la Casa Rosada y Lavalle está el tramo de mayor afectación. En el resto de la avenida, según las necesidades, hay entre dos y cuatro carriles disponibles.

Fuente: Clarín