26/03/18

La licitación del tren de Vaca Muerta está a la firma de Mauricio Macri

El proyecto requiere una inversión de US$ 500 millones. Lo desarrollaron YPF y Aranguren.


El ministro Guillermo Dietrich en la Asamblea del BID, en Mendoza. Foto: Delfo Rodríguez

Argentina está preparando una licitación para una línea ferroviaria de US$ 500 millones que podría ayudar a liberar el potencial de Vaca Muerta, una de las mayores formaciones de shale del mundo, dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, a la agencia Bloomberg.

El tren uniría las ciudades en el corazón del campo de shale en la Patagonia con el puerto atlántico de Bahía Blanca, a unos 640 kilómetros de distancia. La construcción estaría gestionada por una asociación público-privada que trabajaría con el Gobierno, e incluiría tanto nuevas vías como la actualización de vías existentes.

La propuesta fue presentada al presidente Mauricio Macri hace dos semanas tras ser desarrollada por la petrolera estatal YPF y el ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo Dietrich. Se necesita la aprobación de Macri para que el Gobierno invite a las empresas a presentar ofertas.

La Administración de Macri ha dicho que tiene previsto captar US$ 30.000 millones de decenas de proyectos de participación público privada (PPP), entre ellos redes de rutas y trenes, en tres años. La línea ferroviaria ha sido promocionada durante mucho tiempo como un proyecto clave para liberar el potencial de Vaca Muerta.

El desarrollo de la formación de shale ha sido lento debido a problemas logísticos y con los sindicatos. Los perforadores necesitan el tren para reducir el costo de la arena utilizada en la fracturación hidráulica, un proceso que quiebra las rocas a gran profundidad para forzar la liberación de petróleo y gas.

También reduciría el costo del transporte de tubos de acero para la perforación. La arena y los tubos actualmente se transportan en camión.

Potencial de exportación

El tren no volvería al puerto vacío, dijo Dietrich. Mineros y productores de fruta han expresado la esperanza de que pueda ser utilizado para exportaciones. La brasileña Vale había planeado construir una línea similar antes de abandonar un proyecto de potasio, en 2013.

YPF controla aproximadamente el 40% de la superficie de Vaca Muerta, con dos localizaciones en producción.

Una es un área desarrollada para petróleo con Chevron y la segunda para gas natural con DowDuPont.

Fuente: Clarín