12/03/18

Garajes más caros: subieron a la par de la inflación y estacionar por hora en el centro ya cuesta hasta $ 84

Es lo que piden en las avenidas principales. Y habría otra suba entre fin de marzo y abril. Los garajistas dicen que es por el incremento de impuestos y servicios.


En Córdoba y Alem, Córdoba y Talcahuano o sobre avenida Corrientes hay garajes que cobran más de $ 80 la hora. Foto: Diego Díaz.

Los precios que cobran los garajes en la Ciudad se movieron al ritmo de la inflación durante el último año. Según un relevamiento realizado por Clarín en alrededor de 30 cocheras de la Ciudad, las tarifas que se les cobra por una hora de estadía a los autos van desde los $42 a los $84, aunque la mayoría está en un promedio de $60. A fines de 2016, costaba entre $30 y $50.

Hay varios factores que influyeron en la suba. Por un lado, la inflación del año pasado, que en la Ciudad fue del 26,1%. Por otro, tuvo que ver el crecimiento de la cantidad de autos que se mueven todos los días en las calles porteñas. Además, en algunas zonas como el microcentro las obras de peatonalización dispuestas por el Gobierno hicieron que los espacios para estacionar se redujeran y esto también impactó en el precio que cobran los garajes del área. Y también los aumentos en los impuestos que deben pagar las cocheras, tanto por los servicios como la luz y el ABL, como por los empleados que tienen trabajando en el lugar.

Entre dos garajes que se encuentran a 10 cuadras de distancia existe una diferencia de precio considerable. Una vale $ 45 y otra $ 80 ¿Cómo se explica? Según la Cámara de Garajes, Estacionamiento y Actividades Afines de la República (CAGESRA), lo que se cobra tiene que ver con la ubicación, capacidad, comodidad y la cantidad de clientes que maneja. También, con los gastos que el garaje debe realizar en servicios, el sueldo de los empleados y, en caso de no ser propietario, el alquiler.

Desde la entidad cuentan que el próximo aumento se dará durante lo que queda de marzo o abril, aunque no saben cuál será el porcentaje de suba. Dicen que "variará según el contexto" e insisten en que la cámara "no es formadora precios y cada garaje tiene su particularidad". Traducido, cada estacionamiento aumentará lo que crea correspondiente, cuando quiera.

Eduardo Sánchez, presidente de CAGESRA, explica que "en la Ciudad, hay 1.900 lugares para estacionar entre garajes y playas, y en los últimos años alrededor de 150 cerraron". Lo atribuye a falta de rentabilidad: "A muchos los compran las empresas constructoras para hacer edificios. Un garaje puede valer US$ 1 millón, y terminás sacando $ 60 mil de ganancia por mes. Es el sueldo de 3 empleados, muy poco. Por eso la mayoría cuando llegan esas propuestas los termina vendiendo, porque el que hizo una inversión de ese tamaño la recupera recién en 20 años".

Para Sánchez será clave lo que suceda en la Ciudad a partir de abril con respecto al reordenamiento del tránsito. El Gobierno ya peatonalizó la zona del microcentro, luego hizo lo propio con los alrededores de Tribunales (aunque todavía pueden circular los autos), y hará lo mismo en Avenida Corrientes. En abril se amplía el área de restricción.

Norberto, que no quiso dar su apellido, es dueño de tres garajes en distintos puntos de la Ciudad. Para él, la diferencia de precios entre un estacionamiento y otro tiene que ver "con que los que cobran poco evaden impuestos". Explica: "Los que hacen eso son los no propietarios. Tienen la gente en negro, no pagan IVA ni ingresos brutos y tampoco el impuesto a las ganancias. Eso es un 55% solo en impuestos".

Además, cuenta que en sus garajes aumenta dos veces por año. Una en abril, de 15%, y otra a fin de año, de alrededor del 10%. "Cada lugar aumenta como y cuando quiere" dice. Y explica el por qué de las subas: "Nos mataron los aumentos en la luz y el ABL, que subió como 40%. Aún así, sigue siendo barato, nosotros cobramos $ 3.500 por mes de cochera y deberíamos pedir lo equivalente a un alquiler de departamento de un ambiente, que está $ 6.000".

Durante los últimos años, el Gobierno porteño intentó algunas medidas para aumentar la cantidad de garajes y disminuir el tránsito de autos en el centro. En 2009, la Legislatura sancionó la ley 3.058, que tenía el objetivo de construir estacionamientos subterráneos en puntos estratégicos, como Cabildo y Juramento. Así, buscaban regular el ingreso de automóviles particulares a partir de que los automovilistas dejen su vehículo en estas playas, y desde ahí accedan a un transporte público para llegar al centro porteño. Lo cierto es que hasta ahora sólo se hizo la playa subterránea bajo la plaza Emilio Mitre, en Las Heras y Pueyrredón.

Fuente: Clarín