02/03/18

En línea con el aumento en los taxis, Uber sube sus tarifas

Tras conocerse el próximo aumento de la tarifa de taxis, cercano a un 18% para la Ciudad de Buenos Aires, la aplicación de viajes Uber también difundió cambios en los valores de sus servicios. A través de una comunicación con sus clientes, la empresa expresó que desde este mes realizará un ajuste en sus tarifas. El cuadro tarifario quedó con una base de $ 20, con un aumento del minuto del 20%.


El costo del kilómetro pasó a $ 6,50, y el minuto (simultáneo al Km) en $ 2,40. En tanto la tarifa mínima quedó en $ 50, y el recargo a partir de 30 Kms, en un valor de $ 5,50, mientras que el costo de cancelación se fijó en $ 30. Además, la compañía modificó el régimen de la cuota de solicitud. Esta pasará de ser fija a variable (3,5%), "calculada sobre la tarifa base, el tiempo y la distancia recorrida durante el viaje".

Anteriormente, dicha cuota era de $ 3. En el detalle de ejemplos de viajes especificó que para una distancia de 8 Km pueden variar desde $ 119 a $ 156, dependiendo de los tiempos de viaje. En el caso de una duración de 18 minutos, de Obelisco a Aeroparque por ejemplo, la tarifa quedaría en el primer valor mientras que el segundo sería para un viaje de 30 minutos (de Plaza Italia a San Telmo).

La compañía viene de apelar un fallo de la justicia porteña que había decidido bloquear su dominio y la aplicación móvil para evitar que pueda operar en el país. Desde la compañía destacaron que "si realmente se bloquea se sienta un precedente bastante riesgoso para la neutralidad de la red".

Mientras en el país la batalla judicial continúa y la aplicación sigue funcionando, en Brasil la Cámara baja del Congreso aprobó una versión enmendada de un proyecto de ley, aprobado el año pasado, para regular las aplicaciones de transporte. Según difundió Reuters, del proyecto aprobado se eliminó el requisito de que los conductores sean propietarios de sus automóviles y que tengan las mismas matrículas rojas de los vehículos de transporte público, como los taxis, y se mantuvo la disposición que permite a los gobiernos locales regular estos servicios. "En lugar de prohibir el texto regula la actividad y organiza los criterios para la operación de las aplicaciones", sostuvo Uber.

Fuente: El Cronista