28/03/18

Empresa de gas suspende su apertura de capital en el mercado argentino

Luego de reducir la cantidad de acciones ofertadas, la compañía Distribuidora de Gas del Centro finalmente decidió suspender su apertura de capital en Buenos Aires


Distribuidora de Gas del Centro S.A. (DGCE), que tenía previsto vender acciones en el mercado de Buenos Aires este lunes, pospuso su oferta pública inicial, según le confirmaron tres personas a la agencia Bloomberg. La decisión se dio luego de que la empresa redujera la cantidad de acciones ofrecidas a aproximadamente un tercio del tamaño original.

Aunque el plan original de la gasífera era vender papeles por hasta u$s 210 millones, el mismo lunes trascendió que la compañía solo se desprendería de acciones por un monto de entre u$s 60 millones y u$s 70 millones. El rango de precio objetivo había sido fijado entre u$s 3,30 y u$s 3,95. Aún no se ha fijado una fecha para retomar la salida a bolsa, afirmaron dos de las personas que hablaron con la agencia.

Finalmente, debido a la "volatilidad de los mercados", DGCE aplazó su oferta pública inicial sin fecha. Entre los operadores, las interpretaciones del fracaso fueron variadas. Algunos creen que el precio objetivo era muy alto. Otros opinan que las malas experiencias de otras firmas nacionales signaron el destino es la gasífera. Un tercer grupo afirma que el cambio de metas de inflación incomodó a los inversores internacionales, que ya no muestran interés por las compañías o el mercado local.

La suspensión de DGCE se suma así a la de Bioceres, que pospuso su oferta pública inicial en Buenos Aires y Nueva York por la volatilidad del mercado estadounidense. Antes que ellas, Central Puerto y Corporación América Airports habían tenido que bajar su precio objetivo para empezar a cotizar en Wall Street y hoy se negocian por debajo de su valor de salida.

"Las experiencias en salidas a bolsa más recientes han ido de mal en peor respecto de las estimaciones originales del rango", le dijo a Bloomberg Juan Pablo Vera, jefe de operaciones de Tavelli & Cia. Para el especialista, los fundamentos de DGCE "son buenos, pese a que las valoraciones del sector parecen ajustadas. Pero el contexto no ayuda, estamos en un estado de espera, como lo demuestra la drástica caída en el volumen negociado". En la previa, los analistas habían alabado los números de la empresa y su potencial de crecimiento en las provincias en las que opera (entre ellas Córdoba, Catamarca y La Rioja). Para Cohen, que recomendaba el papel en el segmento medio o bajo del rango propuesto, los números de la compañía mejoraron tras la reducción de subsidios y el aumento de las tarifas de gas y aún tienen margen para seguir ganando.Fuente: Cronista