14/03/18

El subte B, con más pasajeros y en riesgo de crisis por los coches con material tóxico

Ya se retiraron tres formaciones que contienen asbesto. Y están revisando otras diez. Desde el Gobierno afirman que no es riesgoso para los pasajeros.


Combinación. Pasajeros en la estación Carlos Pellegrini, junto a uno de los trenes que están siendo revisados, a minutos del paro. Foto: Silvana Boemo

La línea B de subte, que con 340.000 usuarios por día es la que más pasajeros transporta, está al borde de una crisis de material rodante. Con menos trenes por las tres formaciones que retiraron por contener asbesto, los vagones están repletos a toda hora.

Son 18 coches CAF 5000 que, tienen, en un componente eléctrico, asbesto, un material cancerígeno que se convirtió en el argumento de los metrodelegados para parar todo el servicio desde las 20 de este martes.

Estos vagones circulaban desde que la línea llegó a la estación Rosas, en Villa Urquiza, en 2013. En su momento, se compraron 36. Pero la alarma ahora surge porque se sospecha que los CAF 6000 también podrían contenerlo.

La denuncia se hizo en España, donde finalmente desde el Metro de Madrid reconocieron que entre los componentes eléctricos del CAF 5000 hay asbesto, que en la Argentina está prohibido desde 2003.

Allá también reconocieron que el mismo material fue encontrado en uno de los coches CAF 6000, que son los más nuevos y que también se usan en el subte porteño. Aunque afirmaron que sólo estaba en un repuesto puntual extraído de un 5000. Desde Sbase informaron que ya se hizo una revisión en los CAF 6000 y no se encontró el componente.

Y ahora formarán una comisión, de la que participarán los trabajadores a través del gremio, la Agencia de Protección Ambiental (APA), Subsecretaría de Trabajo y el Ministerio de Salud, para hacer otra revisión de las formaciones. También dijeron que demandarán al metro madrileño por habérselos vendido con una sustancia prohibida.

Sbase compró 84 coches CAF 6000, más modernos y con aire acondicionado, de los que hasta ahora se incorporaron al servicio 60 que conforman 10 trenes.

Con esas diez formaciones CAF 6000 más diez Mitsubishi, que tienen entre un siglo y 70 años de antigüedad, se presta el servicio actualmente. Los coches japoneses no tienen aire acondicionado y son antiguos, pero tienen espacio y son mucho más cómodos que los vagones españoles. Y, al menos que se sepa, no contienen asbesto.

"En Madrid ya hay tres trabajadores enfermos por el asbesto -alerta Claudio Dellecarbonara, miembro del Secretariado Ejecutivo de la Asociación Gremial de los Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP)-. Si se comprueba que la serie 6000 también lo tiene, va a salir de circulación y la línea B no podrá prestar servicio. Y aunque sigan esos coches, estamos al borde de una crisis. Los CAF 5000 eran chatarra y los 6000 ya no se usaban en España. Los compraron con un negociado que incluyó la construcción de una catenaria en la línea para darles alimentación eléctrica. Pero no se fabrican más repuestos para esos coches y, para obtenerlos, van desguazando otras formaciones. Cuando las terminen de desarmar, ya no habrá repuestos".

En Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) aseguran que el retiro de las tres formaciones CAF 5000 no afecta la frecuencia de la línea, ya que para que sea de tres minutos en las horas pico hacen falta 22 trenes en circulación. Y, según Sbase, actualmente hay 24, incluyendo los 14 Mitsubishi (84 coches) y los 10 CAF 6000. Además, anticipan que en los próximos días sumarán otra de estas últimas formaciones. Aunque reconocen que no podrán incorporar las demás hasta que no esté finalizada la obra de potencia eléctrica de la línea.

Pero según Dellecarbonara, para cumplir con la frecuencia de tres minutos hacen falta 24 trenes en circulación más otros seis de reserva. Según el metrodelegado, en la línea B son habituales las demoras o que el servicio se paralice por desperfectos en los trenes.

"Hay que reemplazar toda la flota -afirma el delegado-. La tecnología de los CAF 6000 es mala y las formaciones japonesas a veces se desacoplan. También pasa que se prenden fuego algunos elementos de su circuito de frenos o de alimentación eléctrica. Es que desde 2003 hay un decreto que permite que las empresas no cumplan con el plan de mantenimiento que ordenan los manuales de fabricación de los trenes. Cada 350 mil kilómetros, hay que sacarlos de circulación, desarmarlos y reemplazar las piezas gastadas. Pero eso no se está haciendo".

Desde Sbase desmienten que no se estén haciendo revisiones en las formaciones, aunque dicen que se realizan cada 600 mil kilómetros.

Más allá de todo, los propios pasajeros de la línea B viven a diario la crisis que desde Sbase niegan. Es que las formaciones españolas "nuevas", que en verdad tienen un promedio de 15 años de antigüedad, son más chicas y cuentan con apenas 28 espacios para sentarse, contra los 48 de los vagones japoneses. Además, los asientos están dispuestos en grupos de a cuatro, restando lugar para estar de pie.

"Dicen que renovaron los trenes, pero los supuestamente nuevos son viejos, son más chicos y nunca te podés sentar -se queja Fabián Campos, un usuario-. Encima no hay de dónde sostenerse y todos quedamos apretujados en la zona de las puertas. El aire acondicionado no anda o, si funciona, casi no se siente porque los vagones están siempre atestados".

Fuente: Clarín